Noticias del PRI‎ > ‎

Nueva Dirigencia Comité Directivo Municipal PRI Huitzuco.

posted Sep 9, 2011, 12:00 AM by Mich Iriarte
Finalmente una semana después de lo señalado en la convocatoria partidista, el pasado domingo se llevó a cabo la elección de la nueva dirigencia del CDM (Comité Directivo Municipal), del PRI en Huitzuco de los Figueroa.

En un evento que a decir de los presentes, se efectuó bajo un ambiente de tensión. El cual fue provocado por el intento de aplazar la elección nuevamente, por parte de la planilla que hoy sabemos, no se vio favorecida con el palomeo de quienes para bien o para mal, tienen en su poder la decisión de los destinos del partido en el municipio.


La reunión concluyo de manera inesperada, con la proclama de la renuncia al partido, del ex Presidente Municipal Eduardo Castro Vergara, quien hasta el final de este evento, fungía aun como presidente de la Comisión de Procesos Internos, quien casualmente es el encargado de darle validez a la elección.


Con este suceso, salieron a relucir las diferencias que existen entre los integrantes de las planillas entre si y el desacuerdo que tienen estos con las decisiones tomadas por las altas jerarquías del partido en el Municipio.


Es normal que los ánimos se exalten, sobre todo cuando se aproximan los tiempos electorales. Y se acentúan más aun sabiendo que por primera vez en la historia, el partido se encuentra fuera de la administración del Ayuntamiento Municipal.


Y esto influye para que las pasiones se desborden en el afán de que la planilla y el candidato que la encabeza y que representa a cada uno de los grupos contendientes sea el ungido para el cargo que está en juego, y más adelante pueda desde el interior del partido, barajar las cartas para la candidatura a la Presidencia Municipal.


Lo que no me parece normal, y creo que es digno de mencionarse, es que algunos de los militantes que se revelaron el pasado Domingo en contra de la planilla designada como ganadora, son los mismos que hace poco más de cuatro años, apoyaron la imposición de la pasada dirigencia partidista, y que además ocuparon puestos importantes dentro de esta, encabezada por Juan Ballesteros Hinojosa, suplente de la Diputada Federal Alicia Zamora. Sin una elección de por medio, y por si fuera poco, la toma de protesta en esa ocasión se llevó a cabo en un salón de eventos a donde los militantes asistieron engañados, sin la menor idea de que la reunión a la que fueron convocados, era para tomarle protesta a la nueva dirigencia, elegida al más puro estilo del dedazo priista, pasándose por el arco del triunfo, los estatutos partidistas, y dando inicio a la debacle del partido en el municipio.


Por eso no deja de sorprender, que los priistas que en aquella ocasión validaron con su presencia está terrible imposición, sin atreverse siquiera a levantar la voz para denunciar este atropello o para dar a conocer su opinión al respecto, hoy sean los más indignados con que la designación de la planilla ganadora se haya dado nuevamente por dedazo, aunque esta vez, se halla tratado de simular una elección legal.


Seguramente algo tiene que ver, que esta vez no fueron beneficiados con ninguna posición importante dentro de la estructura del partido.


No me queda duda que los integrantes de la planilla ganadora Norberto Figueroa y su compañera de fórmula Nancy Mendino, son buenos elementos, tal vez los mejores de todas las planillas que se inscribieron para obtener la dirigencia. Pero poco podrán hacer por la unidad del partido, después de una elección impugnada por los demás contendientes.


Ahora le corresponde a Norberto Figueroa, aplicar de inmediato la operación cicatriz, y mediante el dialogo y la concertación, dirimir las diferencias que puedan tener en el aspecto personal, y principalmente en el plano político. Sobre todo con el Ex presidente Eduardo Castro, que ha sido un ícono de la lealtad al partido, y que de hacer efectiva su renuncia, resultaría sumamente grave para un PRI Municipal, que después del pésimo trabajo de Juan Ballesteros, al frente, se encuentra visiblemente fracturado.


El revolucionario institucional está actualmente en la banca, por la mala decisión de las cúpulas partidistas, que se han empeñado en tomar decisiones unilaterales que no benefician al partido. Como la designación de Arcadio Hernández, como candidato a la Presidencia Municipal quien perdió garrafalmente en las pasadas elecciones.


Sin embargo, lejos de aceptar los errores que le han costado a este instituto político mantenerse como simples espectadores de los quehaceres de la administración Municipal, al parecer se han empeñado en seguir enterrándolo cada vez más.


Tal vez sería bueno recordarles a los que se sienten dueños de los destinos partidistas en el municipio, la frase del destacado priista Don Jesús Reyes Heroles:

“NO PUEDEN VENCER, AQUELLOS INCAPACES DE CONVENCER”.

Juan Carlos Abundes Mata

Comments