Yom Teruah

EXPRESIONES IDIOMÁTICAS DE LA FIESTA DE YOM TERUAH

 

El "Nombre" es más que la forma de identificar algo, el "nombre" es la sustancia misma de eso, su naturaleza, su composición interna, su destino profético, cuando tenemos acceso a los nombres de las fiestas, tenemos acceso a su composición profética.

Hay expresiones idiomáticas en las Escrituras que son clave para nuestro correcto entendimiento de la Palabra de YHVH y para la exposición apropiada. La Fiesta de las Trompetas se conoce con otros nombres como son:

 

"YOM JA-DIN" (Día del Juicio)

"NATZAL" ( Resurrección de los muertos y transformación en el aire de los vivos)

"YOM JA­KESEJ" (El Día Escondido)

"LA FINAL TROMPETA"

 

 

LLAMADO A DESPERTAR

 

El propósito central de Yom Teruah (Trompetas, Shofar) es declararlo un día de Shabat (reposo) para una gran celebración "al son de trompetas" (Levítico 23:23-25) que constituya un "llamado al despertar espiritual" y consecuentemente de preparación para Yom Kippur o Día de Expiación que vendrá diez días después.

 

Cuando el shaliaj Shaul (Pablo) escribe: "Despiértate tú que duermes..." (Ef. 5:14) está dándonos una referencia al propósito del sonido del shofar o de la trompeta de este Yom Teruah. Por otro lado, la frase "despiértate tu que duermes" es una referencia a la Resurrección de los santos. Por lo tanto, en Yom Teruah estamos celebrando, anticipadamente, el Regreso de Mashiaj, su segunda venida en gloria, la resurrección de los justos, la transformación en el aire de los que estemos vivos cuando el Mashiaj venga y el inicio del Reino Mesiánico unos días después cuando en la fiesta de Yom Kippur todo Israel se arrepentirá y será salvo. Así pues, el tema a considerar en este Shabat de Yom Teruah, es la Segunda Venida del Mesías Yeshua en gloria y todos los otros eventos que ocurrirán casi simultáneamente con Su regreso.

 

El sonido del shofar en este día tenía el propósito de reunir al pueblo en preparación para las fiestas venideras. En este sentido hay una profecía de Yeshayaju (Isaías) que relaciona el toque del shofar con la restauración de las doce tribus de Israel (Is 27:12,13) y es de esperar que cada vez más israelitas perdidos sean encontrados y traídos de vuelta a su pueblo y a su herencia. Esto también es digno de celebrarse en Yom Teruah.

 

  

YOM TERUAH NO ES ROSH HA-SHANAH

 

Rosh Ha-Shanah es una fiesta introducida por el Judaísmo Tradicional, no es una fiesta bíblica sino rabínica. La palabra "Rosh" quiere decir "cabeza o comienzo". "Shanah" quiere decir "año". Por lo tanto, Rosh Ha-Shanáh significa "cabeza del año" o "comienzo del año".

Rosh Ha-Shanah desde una perspectiva tradicional, conmemora el día de la creación del mundo y específicamente la creación de Adán.  En esta tradición, si usted lee el primer versículo de Génesis al revés, en vez de pronunciar BERESHIT BARA puede leerse Alef be Tishreio lo que es lo mismo, "el primer día de Tishrei". Sin embargo esto no es lo que dice la Torah. Esto es una interpretación de la Torah pero no lo que dice la Torah.

 

La Torah claramente afirma que el primer mes para Israel será el mes de Aviv o Nisán cuando el Exodo de Egipto tuvo lugar. Dice en Exodo 12: 1,2 lo siguiente:: "Este mes os será principio de los meses". Este es el primer mes, el primer día de este mes es el primer día del año para Israel.

 

El comienzo del año nuevo está relacionado con la libertad de Egipto, no con la creación del mundo, nuestro compromiso es con la Torah y con Yeshua. Así pues, nosotros haremos énfasis en Yom Teruah, no en Rosh Ha-Shanah que deberá esperar a que llegue el primer día de Aviv para celebrarse. Así pues, cuando llegue el primero de Nisán, nosotros celebraremos el Año Nuevo según Abba, porque es obediencia a las Escrituras sobre todas las cosas y porque las fiestas dadas por YHVH representan todo el plan de redención de Abba. El momento que usted cambia una, usted afecta todo el proceso. Celebremos Rosh Ha-Shanah, el comienzo del año para cuando Abba lo puso y nos irá bien. ¡Líbrenos Abba de caer en el pecado de Jeroboam de cambiar las fiestas de YHVH y de sustituirlas por otras!

 

Una de las palabras hebreas para "fiesta" como aparece en Levítico 23, es MOED. La palabra significa "una cita en un tiempo específico". El momento que usted cambia la cita del tiempo específico, usted echa a perder todo el significado escondido en la celebración.

 

Yom Teruah nunca fue dado por YHVH para celebrar ningún hecho histórico o algún cambio específico dentro de la naturaleza.

 

 

CALENDARIO LUNAR

 

Sal 104:19 “El hizo la luna para medir las estaciones.“

El calendario bíblico se rige por la luna, no por el sol. El año lunar tiene aproximadamente 354,36 días y el año solar aproximadamente 365,25 días. Para ajustar la diferencia, se añade un mes extra (Adar II) cada dos o tres años, en el calendario lunar. En total son añadidos 7 meses durante cada 19 años.

De esta manera las fiestas de YHVH no se celebran fuera de tiempo, en cuanto al ciclo agricultor. Por ejemplo; la primera fiesta, la Pascua, tiene que celebrarse en la primavera cuando la primera gavilla es cortada de la cosecha de la cebada. La fiesta de Pentecostés se celebra cuando la cosecha del trigo empieza, y la fiesta de las Cabañas se celebra después de la recolección de los árboles frutales.

 

 

IOM TERUAH "EL DÍA ESCONDIDO" ES UNA REFERENCIA A UNA BODA HEBREA

 

La llegada de Yom Teruah solo era conocida por el testimonio de ciertos testigos solamente cuando el testimonio coincidía, se sabía que había llegado el día., el día y la hora de anunciar que Yom Teruah había llegado, nadie lo conocía.

 

Así pues, durante la época de Yeshua, si usted le preguntaba a un sabio: "¿Cuándo es yom teruah?" la respuesta era: "nadie lo sabe", es decir, todavía no sabemos pues "los testigos no han aparecido aun". Por esto: dos testigos debían aparecer y afirmar que habían visto la luna nueva por primera vez.

Luego, en el libro de Revelación, usted encontrará el testimonio de "dos testigos".

 

Así que Yom Teruah es el "día escondido", entendiéndose "escondido" para satanás quien no sabe cuándo llegará ese día.

 

La frase "el día y la hora nadie sabe", identifica tanto a Yom Teruah como el día de una boda. Entonces, Yom Teruah es el día cuando tendrá lugar una boda especial.

Así pues, si usted le pregunta a un novio durante la época de Yeshua, "¿cuándo es el día de tu boda?", le diría: "el día y la hora nadie sabe, mi padre aun no lo ha revelado". ¿Por qué es esto así?

 

Porque en el Judaísmo de la época de Yeshua, el padre es quien seleccionaba el día en que su hijo se casaría. Entre Mateo 24:31 y 25:31 ocurría un evento importante.

 

Mateo 24:31 dice: "Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro".

 

Mateo 25:31 dice:"Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria"..

 

En Mateo 25:1:"Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir el esposo".

 

Entre su aparición en el cielo y su acción como rey en su trono, hay algo que sucede.¿Qué es lo que sucede?

Lo que sucede es la ceremonia de bodas del cordero. Y Yom Teruah es un ensayo anticipado de lo que será luego las bodas del Cordero.

 

Para entender el concepto de "bodas del cordero" usted deberá entenderlo desde una perspectiva hebrea de una boda.

En una boda como entendida por el Judaísmo Bíblico, hay varios pasos o principios que son tenidos en cuenta.

 

 

LA BODA BÍBLICA

 

La primera etapa se conoce como KIDUSHIM y la segunda etapa como NISUIM.

 

Primero: el padre es quien decide quién será la novia del hijo.

 

El hijo puede sugerir y la novia deberá aceptar, pero la selección final de la novia es hecha por el padre.

 

Entonces en una boda bíblica, la figura más importante es la del padre del hijo.

En términos simples: el honor que se destaca en una boda bíblica, es el honor del padre.

Si la boda sale bien, el padre recibe el honor. Si la boda sale mal, el padre recibe el reproche y la vergüenza.

Así pues, el padre se cuidará que todo salga bien en la boda de su hijo porque es su honor el que está en juego.

Hay un texto de la Escritura que ilustra esto: Génesis 24: 1-4.

 

Dos cosas quisiera destacar aquí:

Primero : Avraham es quien busca esposa para Yitsjak su hijo.

Segundo: Avraham designa el mayordomo de su casa, su administrador el que "gobernaba todo", para que busque esposa para Yitsjak.

Así que aquí tenemos tres personajes íntimamente relacionados:

El padre, Avraham quien ordena buscar la esposa.

El hijo, Yitzak, quien será el heredero de todo.

El gobernador, Eliezer, responsable de cuidar todos los bienes de Avraham.

Así también sucede en las bodas del cordero:

El Padre es quien ordena que se le busque esposa a Yeshua.

Yeshua, el hijo del Padre, deberá recibir a su esposa.

El Espíritu Santo es el encargado de ir a buscarla y traerla a Yeshua.

 

- El Segundo Paso: Un Precio hay que pagar por la novia.

 

El segundo paso es que el novio deberá pagar una dote por la novia.

 

La esposa podía ser adquirida siguiendo tres pasos básicos:

 

Primero: pagando una suma de dinero.

Segundo: firmando un contrato matrimonial.

Tercero: consumando el matrimonio a través de la relación íntima.

  

Primero, la adquisición de la novia.

Cuando hablamos de la manera cómo una esposa puede ser "adquirida", no piense que se trata de adquirir algo como cuando usted compra el coche.

Una mujer no se compra, se adquiere.

Segundo, la entrega de dinero a la novia es la forma de decir: te quiero para mí.

La aceptación del dinero por parte de la novia, es la forma de decir: yo te acepto. ¿Cómo se ilustraba la "adquisición" de la novia?

Por medio de la entrega de un anillo.

 

Aunque no hay evidencia bíblica de que la novia de un anillo al novio. La evidencia es que el novio es quien da el anillo a la novia. El anillo "representa" el precio que está pagando el novio por su novia. El novio no puede pedir prestado el anillo y dárselo a la novia. Tiene que ser comprado o puede ser recibido como herencia por su padre.

La otra cosa relacionada con el anillo es esta: una vez que el novio da el anillo a la novia, nunca más podrá recuperarlo.

En términos simples: la entrega del anillo es un acto irrevocable. Una vez que la novia acepte el anillo, el novio nunca más podrá reclamárselo, pertenece para siempre a la novia.

 

Por otro lado, al momento que la acepta el anillo, el matrimonio se considera válido aun cuando no vivan juntos todavía bajo el mismo techo.

Dicho en otras palabras, al instante cuando la novia acepte el anillo, el KIDUSHIM o santificación del matrimonio legaliza el mismo y lo hace posible. Esto da inicio al proceso mismo del matrimonio en su primera etapa.

Por esto: la santificación o separación de la novia se inicia con el recibimiento del anillo nupcial.

Al aceptar el anillo, la novia está aceptando a ese hombre como su esposo y se compromete a vivir solamente para él, preparándose apropiadamente para cuando llegue el día de la boda.

Así que la aceptación del anillo coloca en la novia la responsabilidad de que ningún otro hombre la tocará, sino que ella se conservará limpia y pura solamente para aquél de quien recibió el anillo nupcial.

A partir de este momento, será la responsabilidad de la novia preparar su vestido nupcial y su ajuar de novia para cuando llegue la hora de las bodas.

En adición, como la novia necesita recursos para prepararse su ajuar de bodas, entonces juntamente con el anillo nupcial, el novio entregará a la novia dones, presentes o regalos de alto valor, para que ella tenga los recursos necesarios para su preparación.

Así que la novia no tiene excusa en su responsabilidad de buscar su ropa de bodas y su alistamiento para las bodas, porque el novio le da ciertos regalos que le capacitan para esto.

 

 

Segundo: La firma la Ketuvah.

Una vez que la novia haya recibido el anillo, el segundo paso en su adquisición por parte del novio, es la entrega de una Ketuvah.

El novio debe sellar o firmar una Ketuvah donde expresa su compromiso con la novia, sus obligaciones, sus promesas, su responsabilidad.

 

En el evento que el novio muera o que se desaparezca por alguna causa, la novia tendrá derecho a sus bienes por medio de la Ketuvah.

En esta KETUVAH, el novio le promete a la novia que le preparará casa donde un día vivirá con ella para siempre. Esta es la casa de su propio padre.

Así pues, el novio recibe del padre suficiente tierra para que ahora prepare la habitación donde vivirá con su novia.

 

Pues, mientras la novia está preparándose con los dones y regalos hechos por el novio, el novio esta preparando la casa donde traerá a su novia.

Debido a que el honor del padre es lo que está en juego en una boda hebrea, el padre se cuidará de que la parte que tiene que hacer la novia y la parte que tiene que hacer el novio, esté bien atendido y conforme a lo que él tiene en su mente.

Así que el padre usará su amigo de mayor confianza, su administrador de sus bienes, para que constantemente esté al lado de la novia supervisando que su vestido marche bien y que esté lista para cuando llegue la hora de las bodas.

Por otro lado, el Padre estará junto a su hijo viendo cómo marchan los preparativos de la nueva casa donde su hijo vivirá con la novia.

 

El que pone la fecha de la boda, es el padre del novio. Esa es su responsabilidad: Velar que todo esté listo para el día cuando lleguen las bodas.

Cuando el Padre ve que el día se está acercando, hace dos cosas:

 

Primero: le pide a su administrador que visite mas y más a la novia y que le dé todos los recursos finales que necesita para que esté lista para la boda.

Así que recursos especiales son entregados a la novia en la misma medida en que el día de las bodas se acerque.

 

Segundo: va mirando el trabajo que el hijo hace para darle el visto bueno final.

En otras palabras, cuando el hijo termina de hacer la casa para la novia, tiene que esperar que el padre diga: de acuerdo.

Así que si usted le pregunta a la novia: ¿Cuándo es la boda? La novia dice: No sé cuándo. Si usted le pregunta al novio: ¿Cuándo es la boda? El novio le dirá: "El día y la hora de la boda, nadie sabe, solamente mi padre".

 

Así que luego que se firma la KETUVAH, el novio y la novia, sin verse, cada uno se prepara según sus responsabilidades, para el día cuando el Padre anuncie que vienen las bodas.

 

El padre lo anuncia con un toque de shofar.

Los siervos del padre son enviados con shofar, el cual es sonado.

Cuando se oye una voz que dice: "Aquí viene el novio, salid a recibirlo".

Entonces, los invitados a las bodas salen y escoltan al novio hasta el lugar donde tendrá efecto el tercer paso en la adquisición de la novia.

 

NISUIM.

 

Esto es una palabra hebrea que significa "elevación".

Porque cuando el novio viene, carga a la novia, la "eleva" (NISUIM) y la trae a su casa donde por primera vez estará privadamente con ella como su esposa por una semana.

 

NISUIM está compuesto de CINCO grandes momentos:

 

Primero, el novio "eleva" a su novia y la trae debajo de la JUPPAH, que representa la "nueva casa" donde vivirán juntos para siempre.

Debajo de esta JUPPAH solamente estarán el novio y la novia, nadie más podrá estar allí.

 

Segundo: Los invitados a la boda son testigos de las SIETE BENDICIONES QUE RECIBIRÁN los novios aquí. Entonces, después de recibir las SIETE BENDICIONES, la pareja bebe de una copa de vino.

 

Tercero: El novio y la novia se retiran a una habitación privada, simbólico de que el novio finalmente llevará a su novia a su casa. Aquí, en esta habitación privada, el novio y la novia comparten una comida íntima, exclusivamente preparada para ellos.

 

Cuarto: Cuando el novio y la novia salen, entonces hay una celebración con una cena especial para los invitados los cuales celebran las bodas con danzas y cánticos.

 

Quinto: Una vez que la cena de bodas concluya, los invitados van cada uno a su casa y el novio lleva su novia a las mansiones que previamente había preparado para ella.

 

Anteriormente, en Mateo 24:31 y 25:31 nos encontramos con una boda.

Yeshúa se refiere a esto diciendo: "El reino de los cielos SERÁ semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo".

¿Por qué se dice "esposo" y no "novio"?

Porque una vez entregado el anillo nupcial y una vez firmado la KETUVAH, aun cuando no viven todavía juntos, se consideran "esposo" y "esposa" legalmente.