Escuchar el grujido de una manzana verde al morderla, despierta todos los sentidos.

Es una fruta entre dulce y ácida que proviene del manzano, árbol de la familia de las Rosáceas, cuyo cultivo es tan antiguo como la humanidad.

Se desconoce el origen exacto del manzano pero ha sido un fruto simbólico a lo largo de la historia.

La sabiduría popular siempre le ha atribuido virtudes saludables sin conocer su composición química y propiedades nutricionales.


Asimismo, contiene propiedades medicinales tanto en relación con el uso interno como el externo.

A nivel de malestares internos la manzana es antiinflamatoria, antiácida, antidiarréico, diurética y depurativa, sedante y anticancerígena.

En cuanto al uso externo alivia el dolor muscular evitando calambres y el vinagre de manzana, derivado de la misma, sirve para eliminar los hongos de los pies y evitar el mal olor en las axilas entre otros beneficios. Un remedio natural, efectivo y delicioso.
Hay más de 7.500 variedades de manzanas en el mundo.

A la hora de elegir una rica, nutritiva y refrescante manzana, no debe tener golpes, pudrición, arrugas o manchas y la pulpa siempre debe ser firme, crujiente y aromática.

Una fruta que propone un repertorio de placeres al alcance de las manos y de las ganas… Dése el gusto!




Comments