Sebastián Peláez

TESIS: Despúes de haber analisado El Quijote de la Mancha se puede observar que los personajes centrales de la obra, Don Quijote y Sancho, representan dos condiciones del ser humano que antes de ser contrarias se complementan entre sí, mostrando su complejidad idealista y materialista a la vez.
 
1 ARGUMENTO: Se hablará sobre el idealismo del personaje de Don Quijote en la obra. (Idealismo respecto a la visión del mundo)
 
2 ARGUMENTO: Se hablará del materialismo del personaje de Sancho. (Materialista respecto a sus necesidades básicas)
 
3 ARGUMENTO: Se mostrará la complementación que hay entre estos dos personajes ( se hablará específicamente de el idealismo y el materialismo, no de los personajes en sí)
 
-------------------------------------------------------------------------------------------
 
 

Sebastián Peláez

10-B

El Quijote y Sancho como complejidad idealista y materialista

La obra Don Quijote de la Mancha escrita por Miguel de Cervantes Saavedra, fue editada en 1605, y es una de las obras más destacadas de la literatura española y la literatura universal. Esta obra narra las diferentes dimensiones y puntos de vista en la vida del hombre, manifestadas en situaciones que unas veces pueden llegar a ser jocosas y otras veces dramáticas, a las cuales, estos dos personajes se tienen que enfrentar en su constante búsqueda por el bien y                                                                el amor.  

En el Quijote de la Mancha los personajes centrales, Don Quijote y Sancho, representan dos condiciones diferentes del ser humano que antes de ser contrarias se complementan entre sí, mostrando su complejidad idealista y materialista a la vez. LA TESIS NO DEBE ESTAR APARTE

El Quijote es un personaje idealista, ya que percibe el mundo de una manera distinta al resto, pues ve las cosas como idealmente deberían ser. Él es una persona, que dentro de su locura, muestra un mundo en donde todavía hay una posibilidad de salvación, y en el cual, él es el elegido para esa misión. Es un idealista, que en un mundo de crueldad y desconfianza, cree que el ser humano se rige por los valores, y es por eso que confía ciegamente en la honestidad y bondad de todos los que lo rodean; y aunque el mundo, a punta de golpes MUY COLOQUIAL intenta recordarle la realidad, el sigue cerrado en sus ideales. En el siguiente fragmento, como en otros tantos que recrean la obra, se puede percibir el  idealismo de Don Quijote.

-No hará tal- replicó Don Quijote-: basta que yo se lo mande para que me tenga respeto; y con que él me lo jure por la ley de la caballería que ha recibido, le dejaré ir libre y aseguraré la paga.

-Mire vuestra merced, señor, lo que dice -dijo el muchacho-, que este mi amo no es caballero ni ha recibido orden de caballería alguna; que es Juan Haldudo el rico, el vecino del Quintanar.

-Importa eso poco -respondió don Quijote-, que Haldudos puede haber caballeros; cuanto más, que cada uno es hijo de sus obras.”  (Cervantes; IV; 42)

En esta cita se ve claramente como Don Quijote, a pesar que el niño le dice lo contrario, confía en la honestidad de Juan, y no se da cuenta de la malicia natural de los hombres, pues el hombre en su mundo ideal, está pensado como lleno de virtudes?;SP Después que Don Quijote se va, Juan vuelve y lo azota. Aquí se ve que el idealismo de Don Quijote está muy lejos de la realidad, y es por eso, que el resto del mundo lo ve como un loco. 

En contraposición, sancho es un personaje materialista y muy físico?, pues tiene sus pensamientos enfocados en lo material, es decir, todo gira en torno a lo que puede sentir y tocar. Sancho a diferencia de  Don Quijote, no va más allá de las cosas, y aunque él muchas veces diga frases muy profundas, generalmente se queda en lo superficial, y es esto, lo que le da la practicidad a su personaje. La practicidad es una característica importante en el ser humano, ya que le permite aplicar a la realidad todos sus conocimientos. Sancho generalmente piensa en las sensaciones físicas que lo agobian, como el hambre, el dolor, entre otras cosas, y en cosas meramente materiales. Esto se puede ver en el siguiente fragmento.

-Digo, pues, señor -respondió Sancho-, que, de algunos días a esta parte, he considerado cuán poco se gana y granjea de andar buscando estas aventuras que vuestra merced busca por estos desiertos y encrucijadas de caminos” (Cervantes; XIX; 160)

En esta cita se ve como Sancho está preocupado porque se ha dado cuenta de la poca paga que ese trabajo le ofrece, y es por eso, que él le propone a su amo que se vayan ambos a servirle a algún gran emperador, que les pague bien por su trabajo. Ahí se ve claramente lo materialista que es el personaje de Sancho. Sin embargo, eso debe ser así, pues si ambos fueran idealistas, no habría quien se preocupara por conseguir comida ni sustento, por lo cual les sería imposible cumplir sus metas, pues morirían al cabo de un tiempo. La practicidad de este personaje se ve en la mayoría de sus acciones, pues este siempre confronta la realidad, con los ideales de Don Quijote, y es eso lo que le permite actuar le manera efectiva en la vida real, a diferencia de Don Quijote, que al estar cerrado en su visión del mundo ideal, se aleja casi por completo de la realidad.  

Don Quijote y Sancho representan, como ya se dijo antes, dos condiciones del ser humano, la condición materialista y la condición idealista. Estas dos condiciones se complementan entre sí. El idealismo y la practicidad, son componentes vitales, que al relacionarse, hacen un balance entre lo ideal y lo real, permitiendo de esa manera generar un prospecto de hombre perfecto; SP  Un balance entre lo que debería ser y lo que realmente es.

En cuanto a la imaginación de Don Quijote y de Sancho Panza, las dos no pueden ser más diferentes. La de Don Quijote sólo puede pensar en caballería; todo lo que ve es similar a lo que ha leído y si no tiene esta forma entonces él crea una imagen que se adapte a las leyes de su mundo de caballería. La imaginación de Sancho Panza es tan extraordinaria como la de Don Quijote, pero Sancho, como hombre que no sabe leer, no puede tener una imaginación literaria como Don Quijote; su imaginación está basada en lo que ha visto, oído, etc. Son tan diferentes que la imaginación de uno no puede comprender a la del otro.

Sin embargo, ambos personajes, incluso siendo tan distintos, logran generar un balance perfecto, pues el idealismo de Don Quijote, que le permite tener unas metas y unos sueños grandes, junto a la practicidad de Sancho, que le permite actuar conforme a la realidad, generan un ser humano, que siendo soñador, tendrá la capacidad de realizar sus metas, y así lograr su objetivo. En el libro se ve como cervantes intenta unir estas dos condiciones, cuando hace que los dos personajes sigan un mismo camino. Cervantes intenta mostrarle al lector como al unir el idealismo y, la practicidad o materialismo, en un mismo hombre, se pueden lograr grandes cosas. Pero lo hace de manera tal, que separa ambas condiciones en dos personajes distintos que al complementarse entre sí, alcanzan uno de los objetivos de Cervantes, que es mostrar un prospecto de hombre, que tenga un balance entre lo real y lo ideal.  

En conclusión, en la obra Don Quijote de la Mancha escrita por Miguel de Cervantes Saavedra, una de las obras más destacadas de la literatura española y la literatura universal, se muestra las bondades y dificultades a las que se ven enfrentadas dos condiciones del ser humano, encarnadas en Sancho y Don Quijote, manifestando la necesidad de un equilibrio en donde el idealismo enmarca los sueños y la fe en el hombre, y el practisismo lo ubica dentro de un contexto real que le permite a esos sueños hacerse realidad.  

HACE FALTA LA BIBLIOGRAFÍA

 

ċ
EnelQuijotedelaManchaensayo.docx
(17k)
Usuario desconocido,
12 de dic. de 2008 7:54
Comments