Granada


Fotografías



Adolfo Nicolás visita Granada y mantiene una extensa agenda de trabajo

El general de la Compañía de Jesús se reúne con el claustro de la Facultad de Teología

 Granada, 9/ 11/2011.- Adolfo Nicolás, General de la Compañía de Jesús, ha visitado Granada como segunda estación de la visita que está realizando a los jesuitas de Andalucía y Canarias (provincia Bética).

En la jornada, ha mantenido, en primer lugar, una prolongada reunión de trabajo con un centenar de jesuitas de toda Andalucía oriental (Granada, Almería, Málaga, Úbeda y Andújar) y ha pasado revista con ellos a los retos apostólicos que tiene la Compañía de Jesús en la actualidad a partir de las actividades de los jesuitas, de sus instituciones y de todas las personas que colaboran en estas.

 

Encuentro universitario.- Posteriormente, ha tenido un encuentro con el claustro de la Facultad de Teología de Granada, que está compuesto por 25 profesores. En este encuentro, se ha desarrollado un rico y estimulante diálogo respecto del papel que juega hoy la teología, así como la función que tiene una facultad de teología para servir a la Iglesia y a la sociedad y sobre las oportunidades y circunstancias que encuentra una institución como esta. En la imagen, el P. General con el claustro de la Facultad de Teología. Francisco J. Bocero








Crónica de Pablo Ruiz lozano, S. I.

“Sed hombres de estudio y gran espiritualidad”. Con estas palabras se dirigió el P. Adolfo Nicolás a los jesuitas que se encontraron con él en Granada. El Padre General de la Compañía de Jesús, Adolfo Nicolás, completó este martes su segundo día en la provincia Bética, visitando Granada. En la comunidad de profesores de Cartuja se reunieron ochenta y cinco jesuitas, procedentes en su mayor parte de Andalucía oriental, para recibirlo y compartir con él la tarde. A mediodía todos los presentes participaron en una comida de acogida y confraternización. Por la tarde tuvieron un encuentro con su superior general. En esta reunión el P. Adolfo Nicolás les habló sobre la situación de la Compañía de Jesús y de la Iglesia, señalando la importancia del discernimiento para poder ofrecer un servicio de calidad. El Padre General recordó que hay tres características que debería pertenecer a todo jesuita: profundidad, creatividad y espíritu.
Tras la reunión,  el P. General presidió la eucaristía revestido con la casulla de San Francisco de Borja que se custodia en la comunidad de Cartuja. El P. Adolfo Nicolás habló de la importancia del servicio, como dimensión central de la vocación religiosa. Invitó a descubrir la dimensión gozosa de la alegría de servir. Pero advirtió también del peligro de las distracciones, porque alejan de lo que debe ser el centro de una vida entregada a Dios.
Hacia el final de la tarde, el Padre General, gran canciller de la Facultad de Teología, tras una entrevista con el rector, se reunió con el claustro de profesores de este centro universitario. El encuentro durante una hora fue un intercambio de opiniones, inquietudes y preguntas entre profesorado y el P. Adolfo Nicolás. Todos los presentes salieron animados y confirmados en su misión educativa y de reflexión teológica. El Padre General invitó a hacer una teología que fuera capaz de estar en la frontera, en diálogo con una sociedad cada vez más secularizada y en diálogo con una Iglesia que en estos momentos está más atenta a asegurar su identidad.
La visita del P. General a Granada acabó en la mañana del miércoles 9 de noviembre de 2011 con una entrevista con el Arzobispo de la diócesis, D. Javier Martínez.


La Compañía de Jesús en Andalucía Oriental

En Almería se abrió la residencia en 1910 y se trasladó a la parroquia San Ignacio en 1982. En Granada comenzaron los jesuitas en 1880 en la Iglesia del Corpus Christi (Los Hospitalicos) hasta el traslado a la actual de la Gran Vía en 1898. El Colegio Máximo se inauguró en 1894 y en 1974 se trasladó a otro edificio como Residencia de Profesores de Cartuja, ubicándose la sede del Colegio Máximo sucesivamente en dos pisos del Paseo de Cartuja. Desde 1967 algunos jesuitas de Granada vivieron en barriadas como La Chana, Santa Juliana, Zaidín, La Virgencica, Zenete y Almanjáyar (que pervive). De Cartuja surgieron otras comunidades como la de Parra Alta, trasladada después al Paseo de Cartuja. El Colegio Mayor, con su comunidad, comenzó en 1966. Hubo comunidades en los seminarios Menor (1940-1947) y Mayor de Granada (1945-1947), y en el Mayor (1952-1966) y Menor de Guadix (1956-1968).

En Jaén trabajan los jesuitas en las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia, por lo que, salvo una pequeña comunidad en Jaén (1964-1974), las demás son las de estas escuelas, a partir de 1941: Alcalá la Real, Villanueva del Arzobispo, Linares, y Úbeda, Andújar, que sobreviven. Málaga tuvo varias sedes provisionales desde 1881, utilizando la antigua iglesia de los agustinos, hasta que se traslada al edificio actual de Calle Compañía en 1913 y se inaugura la iglesia en 1920. De esta comunidad surgió la del colegio San José (1968-2009). Otra comunidad se inauguró en el Colegio San Estanislao al ser trasladado de Sevilla en 1882. Dependiendo de esta se abrieron temporalmente otras, como la de ECOS y el ICET.