Propiedades


Disfrutando y cuidándo nuestra salud

 

 

 

Volver a la página de inicio

Su alto contenido de ácidos grasos insaturados omega 3 y omega 6 reducen los niveles de colesterol; además contienen vitaminas, minerales y antioxidantes.

Son fuente excelente de potasio, calcio, hierro, beta-caroteno y vtamina B3.

Constituyen una fuente por excelencia de fibra soluble e insoluble, lo que le confiere propiedades saludables para mejorar el tránsito intestinal.

Entre sus componentes destacamos las propiedades de cada uno de ellos.

 

Nuez: Es el fruto seco más saludable para el corazón. Los griegos la llamaban ‘kara’ –cabeza– por su parecido con el cerebro humano. El 90% de las grasas que contiene son insaturadas, por lo que resulta idónea para cuidar y fortalecer el sistema coronario. Además de ser fuente de fibras vegetales, la nuez contiene vitamina E, un antioxidante que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y ciertos tipos de cáncer. Es muy recomendable durante la menopausia.

No debemos olvidar que la ingesta de nueces representa un magnífico aporte de fósforo, hierro, calcio, magnesio, potasio y cobre. Aunque, sin duda alguna, lo que hace que la nuez se convierta en la joya más preciada para el consumo de "salud", es su aportación de ácidos grasos poliinsaturados (conocidos como Omega-3) que contribuyen a reducir el nivel de colesterol "malo" y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, entre otros.

Maníes: Es destacable su riqueza nutritiva, principalmente por su alto contenido en proteínas, sales minerales (potasio, hierro, azufre y yodo) y vitaminas del grupo B, especialmente el ácido fólico.

Castañas de cajú:

Es un alimento maravillosamente rico en proteínas, fibra y ácidos grasos insaturados (94%). Es energético, estimulante, fortifica la memoria y disminuye el nerviosismo. Contiene vitaminas B1 y B2, vitamina E, calcio, ácido fólico y mucho magnesio. El consumo de castañas de caju está especialmente recomendado para niños, deportistas, estudiantes y, en general, para toda persona que realice trabajo físico e intelectual fuerte. No produce efectos nocivos en las personas diabéticas.

 

Pasas de uva: Al igual que las otras frutas desecadas, las pasas son importantes por sus aportes de hidratos de carbono y fibra, destacando también su componente calcio, fósforo, sodio y hierro.

Dátiles: A menudo conocidos como "el caramelo que crece en los árboles", son un dulce natural y nutritivo que, con pocas calorías, aporta un importante nivel de hidratos de carbono, fibra, calcio, hierro, magnesio y vitaminas (vitamina C y B3).

 

Damascos: Los orejones de damasco (nombre debido a la forma de "oreja" que adopta la fruta en su proceso de desecado) son ricos en vitamina A, gran fuente de potasio y son importantísimos por su aporte en fibra e hidratos de carbono.