Quiénes somos





En nombre de todos los compañeros que hemos apostado por la creación de la Fundación Esperanza y Vida, quiero presentaros cuales son los motivos y los fines de la misma.

Primero, se trata de una Fundación. Es decir, una institución civil, independiente, apolítica, abierta a todos aquellos que quieran sumarse, y con pretensión de permanencia. Los que hemos entrado a formar parte de esta Fundación estamos convencidos de la importancia de la sociedad civil.

Creemos que la sociedad no puede descargar en el Estado todas las responsabilidades en orden a la construcción social, a la educación, a la búsqueda de valores. El Estado es necesario para el recto funcionamiento de la sociedad, pero no puede convertirse en protagonista de toda la actividad social.

La fundación quiere tener su propia palabra y realizar su propia actividad al servicio del bien común de nuestra ciudad y, ¡ojalá!, de toda la Comunidad de Castilla y León.
Creemos que merece la pena trabajar por despertar la conciencia social en todo lo relacionado con la defensa de la vida y de todos los valores que se fundamentan en ella. La promulgación por parte de las Cortes de Castilla y León, como consecuencia de una iniciativa legislativa popular, de la ley en apoyo a la mujer embarazada, es una muestra de lo que los ciudadanos pueden conseguir, cuando tienen el coraje necesario en la defensa de sus convicciones.

Es una opción que brota de nuestro optimismo personal. Nosotros creemos en el futuro, tenemos esperanza en que la vida de los hombres y mujeres de nuestra comunidad puede ser mejor.

Eduardo Gómez Pérez
Presidente de la Fundación