4. Noticias‎ > ‎

Sacyl en Burgos gestiona en 6 meses más abortos que la suma de los últimos 5 años

publicado a la‎(s)‎ 6 dic. 2010 7:44 por Oficina de prensa

Desde la entrada en vigor de la nueva ley, el pasado mes de julio, ha tramitado 162 interrupciones, ocho veces más que en todo 2009

L. B. / El Correo de Burgos

La entrada en vigor de la nueva ley del Aborto ha provocado un incremento sin precedentes del número de interrupciones del embarazo tramitadas por la sanidad pública en Burgos. Las cifras son reveladoras. Y es que la despenalización del aborto dentro de las 14 primeras semanas ha multiplicado por siete el volumen habitual. De hecho, se han tramitado tantos abortos desde el pasado mes de julio -un total de 162- como el conjunto de los registrados en los últimos cinco años.

En concreto, el año pasado 23 mujeres burgalesas solicitaron interrumpir su embarazo a través del Servicio Público de Salud de Castilla y León (Sacyl). En los primeros seis meses de 2010 fueron 21 los casos tramitados que sumados a los 162 posteriores a la entrada en vigor de la Ley Orgánica 2/2010 de 3 de marzo -que modifica el Código Penal y amplía los criterios de despenalización del aborto reconocidos por la normativa anterior vigente desde 1984- suponen 183 interrupciones voluntarias del embarazo.

Según los datos facilitados por la Gerencia de Salud del Área de Burgos, la relación del aumento registrado con el cambio en la legislación es evidente. Y es que del total de los 162 abortos tramitados en el último semestre de 2010, 150 -o lo que es lo mismo, más del 90%- se amparan en el artículo 14 de la citada Ley 2/2010 que permite interrumpir el embarazo sin alegar causa alguna hasta la semana catorce. Los doce casos restantes respondían a causas médicas -riesgo para la embarazada o anomalías fetales- y en virtud de lo establecido en la norma no superaban las 22 semanas de gestación.

Los 183 abortos registrados en 2010 por Sacyl rompen una tendencia que con ciertos altos y bajos se mantenía estable con una media anual de 25 casos anuales desde 1999.

En total, en los últimos once años, hasta el pasado, se tramitaban 283 interrupciones de embarazo, apenas un centenar más que las tramitadas en todo lo que va 2010. Los 23 del año pasado suponían no obstante un descenso notable respecto a los tres ejercicios anteriores en los que se registraban 38, 34 y 32, respectivamente, años en los que las cifras repuntaron tras los 20 casos de 2005.

De vuelta al sorprendente incremento reciente, cabe suponer que repercutirá en un descenso del número de abortos realizados en clínicas privadas dado el carácter gratuito de la prestación sanitaria pública. En comparación con los datos publicados en 2009 por el Ministerio de Sanidad sobre interrupciones voluntarias del embarazo en ambos sectores, que ‘adjudicaban’ a la provincia de Burgos un total de 496 en 2008, las cifras registradas por Sacyl en lo que va de año suponen un 36% de aquel dato frente al 7% que coparon en su momento las 38 atenciones públicas.

La mayoría de los profesionales de los hospitales públicos de la provincia no practican abortos por motivos de objeción de conciencia. Es por ello que Sacyl deriva los casos a clínicas privadas con las que mantiene acuerdos para prestar este servicio.

Clínicas concertadas

Así, en 2009 todas las pacientes se atendieron en la Clínica Ginemédica de Valladolid. En la primera mitad de 2010, 19 abortos se realizaron en este mismo centro, en un caso se realizó la interrupción de forma urgente en el Hospital Clínico de Valladolid y en otro en la madrileña Clínica Isadora «ya que la entidad del cuadro clínico excedía el dispositivo asistencial de Ginemédica», explican desde Sacyl. De las pacientes asistidas desde julio, 161 fueron derivadas a Ginemédica y una a la Clínica Recoletas, también de Valladolid, por las características del caso.

Comments