Inicio

Las Unidades Formativas son una estrategia flexible de formación orientada a la mejora de la práctica y del saber hacer que facilita la transferencia de forma casi inmediata al trabajo diario.

Esta modalidad está basada en sesiones de tres horas de duración que desarrollan las líneas prioritarias establecidas en la Resolución de 31 de julio de 2018 de la Consejería de Educación y Cultura,  por  la  que  se  aprueba  la convocatoria de actividades de formación del profesorado e innovación educativa en centros docentes para el año escolar 2018-2019:

a) Avanzar en un modelo educativo que garantice la equidad y la igualdad, dando respuesta a la diversidad del alumnado, potenciando la orientación educativa y evitando cualquier forma de exclusión.
b) Fomentar la competencia comunicativa en diferentes lenguas, incluida la asturiana, teniendo en cuenta las alfabetizaciones múltiples como representaciones del conocimiento en los ámbitos visual, textual, digital y tecnológico.
c) Potenciar Formación Profesional, la relación con el mundo laboral y con la Universidad.
d) Promover en los centros, como espacios de relación multicultural entre personas diferentes, un clima de con vivencia positivo, atento a la necesaria igualdad entre sexos, al respeto a las diferencias entre iguales y a la prevención de la violencia de género y del acoso escolar contando con la participación de toda la comunidad educativa.
e) Potenciar la adopción de estilos de vida saludables (entendiendo por ello aquellos que persigan el bienestar físico, psíquico y social) y de participación con la comunidad en la preservación integral de la salud para prevenir los hábitos de vida nocivos entre los que destacan las adicciones de sustancias y comportamentales como la ludopatía.
f) Incidir en el cuidado del medio ambiente, como potente herramienta al servicio de la innovación y mejora educativa, promoviendo actitudes y valores de compromiso medioambientales.
g) Fomentar el desarrollo de la competencia digital del profesorado y los centros educativos, y el desarrollo de las tecnologías digitales como elemento transversal, versátil, aditivo, motivador y eficaz en el que se apoya el proceso de la innovación educativa.

La participación en una u otra unidad formativa permite al profesorado, en función de sus necesidades, intereses y disponibilidad, ir configurando un entorno personal de aprendizaje. De esta forma cada profesor y profesora podrá:

  • Complementar la formación que se está desarrollando en su centro docente.
  • Fijar sus propios objetivos e intereses de aprendizaje.
  • Graduar su aprendizaje gestionando los contenidos, el proceso y el ritmo.
  • Comunicarse con compañeros y compañeras durante el proceso de aprendizaje compartiendo y construyendo conjuntamente el objeto de aprendizaje.

Con esta propuesta formativa se pretende fundamentalmente apoyar y dinamizar los proyectos de formación presentados por los centros educativos de nuestro ámbito, a la vez que posibilitar una respuesta a las necesidades de formación expresadas por el profesorado a título individual.