El Club y la Pesca

Hablar de la historia de la Pesca Deportiva es sinónimo de hablar de la historia del Club de Pesca de Atún de Lekeitio (C.P.A.L.). Tal y como su propio nombre ya anticipa para aquellos que no conozcan la histórica vinculación de este Club con la Pesca Mayor, el C.P.A.L. ha dedicado desde su fundación todos sus esfuerzos a la difusión, cuidado y progreso de la pesca mayor:

  • 1932: La afición a la pesca de atún data de antiguo, pero es aproximadamente en esta fecha en la que se puede situar el comienzo  de la pesca deportiva. La diferencia entre la afición y el deporte, es que éste último además de ser recreo, afición por una diversión, principalmente es juego, es decir, ejercicio recreativo sometido a reglas, y en el cual se gana o se pierde. 
  • 1934: En estas fechas en el Cantábrico no existían más de doce equipos de pesca mayor pescando en
    solitario, lo que resultaba ser muy bueno para el pescador, pero muy triste para el deporte, sobre todo para un deporte de la categoría de este. 
  • 1936-39: Tras la obligada abstención, se retoma y se propaga la afición de manera notable, y de modo señalado, entre los pescadores de la zona San Sebastian-Bilbao.
  • Años 40 y 50: La pesca se practicaba de modo desordenado, sin distinguir métodos ni sistemas y, en general, siguiendo los mismos procedimientos que los profesionales venían empleando desde hace medio siglo, o más quiza. Y aquí es donde el aficionado, sin advertirlo, se apartaba del deporte; pescaba se divertía, tenía muchísima afición, pero no era un pescador genuinamente deportivo, aun cuando su afición le costaba muchos sacrificios.
Las condiciones precisas para que un aficionado pueda practicar el juego de la pesca del atún, son los siguientes.
  • Conocer las reglas del juego.
  • Disponer de los medios y elementos necesarios.
  • Considerarse “un poco marinero”.
  • Estar dispuesto a cumplir todo lo que el Reglamento indique.

Fue entonces cuando una fracción de estos deportistas, concretamente la de Lekeitio, decidió afrontar el problema haciéndose cargo de los desorientados aficionados y asumiendo la difícil e ingrata tarea de convertirles en deportistas. Así nació la idea de organizar competiciones cuyo objetivo principal fuera, en principio, el de atraer deportistas y aficionados para potenciar la modalidad de pesca deportiva. Se organizan con este propósito las primeras competiciones que fueron modestas, casi locales, pero cumplieron perfectamente su finalidad al servir de enlace entre deportistas y aficionados de varios puertos vizcainos; su reglamentación fué muy sencilla, bajo la modalidad de pesca libre (a mano o a caña y carrete). 
  • 1952: Se celebran la 1ª Copa Lequeitio de Atún, en el que participan más de 45 barcos de Vizcaya y de Guipúzcoa con la modalidad de pesca libre, pero con un reglamento más severo, limitando el número de aparejos y el largo de las guías, prohibiendo el uso de más de un anzuelo por aparejo y reglamentando el empleo de ganchos. El resultado del concurso fue un verdadero éxito en todos los sentidos; el número de participantes con caña y carrete fue realmente esperanzador, prueba palpable de cómo los nuevos deportistas, en su afán de serlo, habían logrado vencer las enormes dificultades entonces existentes en la adquisición de equipos. Dada la presencia en aguas de Lekeitio de gran cantidad de atunes la pesca obtenida fue abundantísisma. Además es de reseñar que en este año se organizo el 1er Concurso de pesca de chicharro para fomentar la afición a la pesca entre los jóvenes, lo cual se convirtió en una constante durante los siguientes años. Así la primera temporada de pesca deportiva del atún finalizo con la plena consecución de los ideales perseguidos por el grupo de deportistas de Lekeitio.
  • 1953: además de organizarse la 2ª Copa de Lequeitio, también se organiza la 1ª Copa de Vizcaya de Pesca de Atún, en la que participaron 65 embarcaciones con 186 deportivas activos presentes, contando entre ellos con Vizcainos y Guipuzcoanos de todos los puertos entre Fuenterrabía y Bilbao, así como participantes Franceses.

  • 1954:  la historia se repite organizándose la 3ª Copa de Lequitio y la 2ª Copa de Vizcaya contando con la participación de casi 80 embarcaciones, pero además en este año nace el CLUB DE PESCA DE ATUN DE LEQUEITIO (C.P.A.L.). En las competiciones de este año el Club introdujo como innovación la vigilancia de las embarcaciones participantes con la presencia de una avioneta en vuelo constante de observación como medida de seguridad y control, lo cual se convirtió en parte de sus siguientes organizaciones.
 
  • 1955: Además de organizar las ya tradicionales Copa de Lequeitio y Copa de Vizcaya con la participación de 87 embarcaciones nacionales y extranjeras, se celebró el 1º Campeonato de España de pesca de atún en el que participaron 65 concursantes y en el que se capturaron 39  piezas, con un total de 1.222 kgs. Las tres primeras piezas (la clasificación, individual, atendría a la pieza de más peso) arrojaron en la báscula un peso de 83,100, 77,600 y 73,200kgs, respectivamente. Durante este año los deportistas del C.P.A.L. ganaron la tercera prueba de la Copa Golfo de Vizcaya celebrada en San Sebastian, al acaparar los tres primeros puestos de la clasificación general, así como el concurso Copa Guipúzkoa en el que el CPAL, en individuales y por equipos se clasificó en primer lugar. El C.P.A.L. envió veinticinco embarcaciones. 
La popularidad alcanzada por el deporte de la pesca mayor y su favorable acogida y difusión entre los deportistas, se debe en gran parte al esfuerzo realizado por el C.P.A.L., desde luego, pero este esfuerzo hubiera sido en vano sin la firme y desinteresada ayuda que todos prestaron; autoridades oficiales y locales, sociedades deportivas y de recreo, empresas, cofradías de pescadores, publicaciones deportivas, aficionados y particulares.
Subpáginas (1): Historia Prueba