Creación del Club

La idea de la creación de un Club de Pesca en Lequeitio, nació entre los buenos aficionados a la pesca marítima, en diversas modalidades deportivas, que ya en 1952 organizaron el primer campeonato de pesca de atún del Cantábrico y de España, titulado <<I Copa de Lequeitio de Atún>>. También en 1952 se organizó el I Concurso de pesca de chicharro. En otro aspecto también náutico y deportivo, organizó en 1953 el I Raid a San Juan de Luz, y también en 1953 tuvo lugar la I Copa Vizcaya de Pesca de Atún, con participación de embarcaciones de San Juan de Luz y de San Sebastián, además de las de Lequeitio, así como el II Concurso de chicharro.

El 17 de noviembre de 1953 redactó el primer borrador de Reglamento del futuro Club, que había de llamarse entonces simplemente <<Club de Pesca>>.

A primeros de Enero de 1954 el grupo inicial de socios fundadores envió a amigos y conocidos una carta circular, de la que entresacamos los siguientes párrafos:

<Le suponemos enterado del intento de creación en Lequeitio de una Sociedad que encauce y fomente la afición que sentimos por los deportes náuticos, y especialmente por la pesca.



Un grupo de amigos encariñados con la idea, ha venido laborando por conseguirlo, y hoy podemos informarle que, resueltos los trámites fundamentales, la idea de la constitución del Club de Pesca de Lequeitio –denominación adoptada en principio- puede constituir una auténtica realidad si para ello se consigue una colaboración mínima de quienes se sientan familiarizados con nuestro noble propósito.

Este no es otro que el de poder contar con un local acogedor que sirva de centro de convivencia a cuantos coincidimos en esas aficiones, facilitando a nuestras familias un confortable y honesto lugar de reunión y sirviéndonos, por añadidura, para poder cumplir con el indispensable decoro, compromisos sociales ineludibles. El Club fomentará la afición al mar, facilitando medios de satisfacerla, entre los que van incluidos competiciones deportivas como el reciente y tan celebrado campeonato de atún, prestación de embarcaciones, información permanente sobre la pesca, etc. Y abrirá sus puertas, correspondiendo a un intercambio social y deportivo, a quienes residiendo en otros puertos sientan nuestros mismos afanes. La pretensión de que el Club se convierta en un lugar típico, deportivo, de resonancia en toda la Costa, dependerá del interés que pongamos en ello.

Es preocupación fundamental nuestra no hacer perder a Lequeitio su simpática fisionomía actual. 

Y nos interesa mucho recalar que la creación del Club no rozará en absoluto ni el ambiente ni el admirable espíritu social en el que siempre nos hemos movido lequeitianos y veraneantes. Nuestro Club está dedicado exclusivamente a fomentar las aficiones a la pesca y al mar, objetivo que coincide y se compenetra con el amor que por él sienten los lequeitianos. La organización de competiciones deportivas y la atracción de forasteros a la villa, que proseguimos secundariamente, sólo beneficios pueden aportar a Lequeitio.>

Las respuestas no se hicieron esperar y nació el <<Club de Pesca de Atún de Lequeitio>>, el 29 de mayo de1954, con los estatutos que fueron debidamente validados por la Federación Regional de Pesca con fecha 5 de junio de 1954, y presentados en la Jefatura Superior de Policía de Vizcaya el día 8 del mismo mes.

Fueron treinta los Socios Fundadores, que con la aportación inicial de 5.000 pesetas cada uno permitieron la creación del Club, financiando las obras de habilitación de los locales primarios.A todos los Socios Fundadores debemos nuestro agradecimiento.

El día 5 de junio del mismo año quedó constituida la primera Junta Directiva, y el día 29 de junio de 1954, fiesta de San Pedro Apóstol, tuvo lugar la inauguración de los locales habilitados en Punta de Amandarri, aprovechando un refugio allí existente, y previa autorización de las autoridades competentes.


No cabe duda de que la creación del C.P.A.L supuso un hito importante en la historia deportiva y social del  
momento, en Vizcaya en general y en Lekeitio en particular, tal y como muestran las cartas y menciones de la época al respecto, así como lo evidencia su honorífico palmarés de trofeos cosechados durante los primeros años de existencia del Club. Hoy en día, en Club aspira a seguir fiel al espíritu de su constitución, gestionando adecuadamente su herencia deportiva, social y de instalaciones para continuar incrementando la afición al mar.