Proyectos‎ > ‎

Proyectos 2009

Observación de las instituciones electorales. Observación electoral 2009

Este proyecto fue financiado por el Fondo de Apoyo para la Observación Electoral 2009, administrado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). El proyecto se realizó en dos vertientes:

1.      Análisis de las decisiones relevantes adoptadas por el Consejo General del Instituto Federal Electoral (CGIFE) y la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

2.      Seguimiento de la estrategia de capacitación electoral para determinar si cumplieron con los principios de aleatoriedad y certeza en la selección de las y los funcionarios de casilla.

Para el análisis de las decisiones del CGIFE y la Sala Superior del TEPJF se conformó un equipo que revisó las actividades de ambas instituciones, en sus páginas web, las minutas y las actas de sus sesiones de trabajo, así como de las noticias publicadas en los medios de comunicación.

Respecto al Consejo General del Instituto Federal Electoral, el análisis se dividió en dos rubros: la imparcialidad de las decisiones de cada integrante; y las decisiones tomadas por el órgano colegiado en función de los principios de imparcialidad, objetividad, independencia, certeza y legalidad, los cuales deben regir su funcionamiento según la normatividad electoral.

En cuanto al análisis de la estrategia de capacitación electoral implementada por el IFE, se verificó la forma en que se llevó a cabo la insaculación y las visitas en el orden aprobado; asimismo, se analizó la información relacionada con las y los ciudadanos capacitados considerados aptos, y aquellos que rechazaron la capacitación frente a las razones de su rechazo.

Resultados

Entre los principales hallazgos se observó que el CGIFE se saturó de procedimientos especiales sancionadores. Las votaciones pusieron en evidencia el comportamiento dividido de dos grupos claramente identificados; en repetidas ocasiones los argumentos de los consejeros no coincidieron con el sentido de sus votos y el principio menos presente en las decisiones fue el de la certeza. Respecto a las decisiones del TEPJF –analizadas a la luz de los Principios de Bangalore sobre la Conducta Judicial– se detectó que el órgano no ratificó las sanciones impuestas a las televisoras por el Consejo General del IFE.

 

Protección de programas sociales locales durante el proceso electoral

Este proyecto se centró en el diseño de una herramienta diagnóstica denominada “Estándar mínimo para la protección de programas sociales”, destinada a evaluar el grado en que el conjunto de instrumentos normativos, institucionales y operativos en el Distrito Federal y Jalisco inhiben, obstaculizan o propician la manipulación de las y los beneficiarios de programas sociales con fines político-electorales. El proyecto fue financiado por el Fondo de Apoyo para la Observación Electoral 2009, administrado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Para la instrumentación del proyecto se seleccionaron dos programas sociales desarrollados en cada una de las entidades federativas participantes,7 y se consideró para su estudio: el presupuesto asignado, su cobertura geográfica, el proceso de selección de beneficiarios, el tipo de apoyo otorgado y la población que atiende. Después se revisó el marco normativo-institucional de los programas, a fin de identificar las áreas protegidas y/o desprotegidas en su operación.

Resultados

En términos normativos, los programas sociales de la Ciudad de México tienen un fuerte grado de protección; sin embargo, la capacidad operativa revela rezagos en tres puntos: el acceso a la información por parte de los beneficiarios, la existencia de sanciones para las y los funcionarios públicos y la capacidad de denuncia de las y los beneficiarios.

En contraparte, en Jalisco se detectó un fuerte rezago en la normatividad y vacíos respecto a los instrumentos para la atención de quejas, así como en los mecanismos de participación y contraloría social.

Algunas recomendaciones derivadas del proyecto fueron:

1.      Establecer una agenda permanente de vigilancia de los programas sociales.

2.      Fortalecer las capacidades de los operadores de los programas sociales para que orienten oportunamente a las y los beneficiarios sobre cómo y dónde denunciar.

3.      Establecer un sujeto obligado a dar información respecto a los programas sociales, para que las y los usuarios puedan detectar qué hay, qué les sirve, qué entienden y con quién inconformarse.

4.      Fomentar la visión de derechos, ya que, en la medida que las y los beneficiarios los conozcan y los asuman, serán menos proclives a la vulneración del voto.

 

Comité Conciudadano para la Observación Electoral

INCIDE Social promovió la conformación del Comité Conciudadano para la Observación Electoral, en el contexto del proceso electoral federal 2008-2009, con los siguientes objetivos:

Proteger y promover los derechos políticos de los ciudadanos mediante la observación de las actuaciones del Instituto Federal Electoral, del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal y de los partidos políticos.

  • Promover la observación y la participación ciudadana en todo el proceso electoral.
  • Incidir en los cambios a la legislación e institucionalidad electoral.
  • Mantener y recrear un colectivo ciudadano experto en procesos y
  • Legislación electoral y democracia.

Tareas y acciones que se propuso realizar el Comité Conciudadano:

I.                    Observación de las instituciones electorales.

II.                  Protección de programas sociales locales durante el proceso electoral.

III.                Por un Congreso con Rostro. ¿Qué representan quienes quieren representarnos?

IV.                Evaluación de la aplicación de la reforma electoral en los distritos electorales federales del estado de Morelos.

V.                  Talleres de capacitación sobre las nuevas disposiciones derivadas de la reforma electoral.

Para su financiación, estos proyectos fueron presentados a la convocatoria del Fondo de Apoyo para la Observación Electoral 2008-2009, por medio de cuatro organizaciones integrantes del Comité Conciudadano: INCIDE Social; el Centro de Encuentros y Diálogos, A.C.; Consorcio por el Diálogo Parlamentario y la Equidad, A.C.; y la Academia Morelense de Derechos Humanos, A.C. De los cinco proyectos, los cuatro primeros fueron aprobados y apoyados con recursos de este fondo.

Al igual que en ediciones anteriores,8 el Comité Conciudadano de Observación Electoral estuvo conformado por organizaciones de la sociedad civil y por un grupo diverso de ciudadanos, entre los que se encontraban académicos, analistas y expertos en asuntos electorales de varios estados del país. Uno de los rasgos que distinguió al Comité en el año 2009 fue la adhesión de nuevos integrantes, lo que le permitió ampliar su base y el alcance de sus acciones.

El Comité Conciudadano difundió sus posiciones mediante una red conformada por organismos civiles y ciudadanos, con una amplia cobertura en los medios de comunicación, tanto impresos como electrónicos.

Esto permitió que sus pronunciamientos llegaran no sólo a los actores involucrados en la contienda electoral, sino también a la ciudadanía. En este sentido, cabe mencionar la reunión sostenida con los magistrados integrantes del Pleno de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, a solicitud de ellos, para tratar las observaciones que el Comité había realizado sobre su trabajo jurisdiccional.

Como parte de la estrategia de comunicación adoptada, además de las conferencias de prensa, destacan la publicación de la nueva página electrónica del Comité Conciudadano: www.comiteconciudadano.org y la utilización de la red social de Facebook.

Entre los documentos generados por el Comité Conciudadano están:

  • “Observación de las instituciones electorales”
  • “Evaluación sobre programas sociales en contextos electorales”
  • “Por un Congreso con rostro”

Con base en los proyectos desarrollados, el Comité Conciudadano realizó una serie de actividades, entre las que destacan la elaboración y difusión de siete boletines de prensa:

 

Café Ciudadano

Por otra parte, el Comité Conciudadano convocó a dos espacios ciuda-danos de reflexión y diálogo, para recoger las experiencias de quienes presenciaron el proceso electoral y la jornada electoral del 5 de julio de 2009. El primero de ellos fue el Café Ciudadano, mediante el cual se buscó recoger el punto de vista de ciudadanos que presenciaron el desarrollo de la jornada electoral, utilizando la metodología del World Café. Esta actividad se realizó el 18 de septiembre, en el café-bar “Las Hormigas” de La Casa del Poeta, en la Ciudad de México.

 

“Por un Congreso con rostro”

“Por un Congreso con rostro” es un proyecto de observación electoral que se desarrolló por primera ocasión durante el proceso electoral federal de 2006, impulsado por INCIDE Social y por un consorcio de organizaciones civiles de diversas entidades de la República, con el objetivo de proporcionar información sistematizada a las y los ciudadanos sobre los candidatos a puestos de elección popular. Se pensó que esta ausencia de información afectaba el ejercicio razonado del voto, ya que no permitía conocer ni evaluar la procedencia de la oferta política y tampoco contrastarla.

Tras considerar que esta situación persistiría en 2009, se estimó pertinente relanzar la iniciativa de observación electoral “Por un Congreso con rostro”, financiada por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, y coordinada por el Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, A.C. –organización que postuló el proyecto para su financiamiento por el Fondo de Observación Electoral– e INCIDE Social.

Propósitos del proyecto Conocer cómo eligen los partidos políticos a sus candidatos a diputados federales y evaluar si lo hicieron apegados a prácticas democráticas y de manera transparente. Investigar y obtener las biografías de las y los candidatos a diputados federales de mayoría relativa, y hacerlas del conocimiento de las y los ciudadanos por diversos medios, principalmente internet, con objeto de incidir en el conocimiento, la evaluación y la contrastación de la oferta política y lograr con ello el ejercicio del voto razonado.

“Por un Congreso con rostro”, nuevamente demostró la importancia y la utilidad de transparentar la vida de los entes públicos y hacer de su información un activo que permita a la sociedad democratizar su organización y funcionamiento.






Comments