Sexoservicio en Mérida

La prostitución es una práctica que cada vez está más a la vista de los meridanos. Esquinas, parques, avenidas, casas de masaje, cantinas, restaurantes y los denominados table dance de la ciudad capital son tan sólo algunos de los puntos de reunión donde las y los sexoservidores pasan horas en espera de clientes.

La Policía Municipal de Mérida reporta que, al menos en el primer cuadro, que es el área que abarca su jurisdicción, la incidencia del problema ha disminuido 52% y prueba de ello son 45 detenciones relacionadas con la prostitución hechas en 2008, comparadas con 94 ocurridas en 2007.

Sin embargo, Edmundo Echeverría Urcelay, presidente de la Alianza de Cantineros de Yucatán, considera que hay unas 5,000 prostitutas deambulando por el centro de la ciudad, sobre todo por las noches.

Dijo que en Yucatán y en particular Mérida hay un grave problema de lenocinio y trata de blancas. "No todos, pero entre los cantineros, restauranteros y dueños de agencias de cerveza hay gente corrupta, algunos de ellos son lenones pero están coludidos con policías uniformados y agentes de la policía judicial, quienes cobran sus cuotas a las prostitutas y por eso siguen funcionando".

El veterano dirigente aseguró que hay lupanares por todo el centro histórico de la ciudad, como en la calle 58, por el rumbo de El Venadito, en los alrededores del mercado Lucas de Gálvez y de la terminal única de autobuses. Cantinas como La atómica, Las redes, Las curvas, El gran chaparral y El jacalito, entre otros que son "centros de acopio de prostitutas", de donde salen con sus clientes rumbo a los hoteles de paso. También se ofrece sexoservicio en la plaza grande y en los alrededores de Santa Lucía.

Aclaró que en Mérida también ejercen prostituas llegadas de otros estados como Chiapas, Campeche, Veracruz y Guadalajara. Hay extranjeras provenientes de Honduras, Belice y Ecuador, muchas de ellas sin documentos y por eso prácticamente sus lenones las tienen en cautiverio, aunque estas últimas sólo ejercen en lugares de cashé.

Iniciativa legislativa del PAN

En el Congreso del Estado la bancada del Partido Acción Nacional presentó recientemente una iniciativa de ley para prevenir y sancionar la trata de personas en el estado de Yucatán, que aún no se aprueba.

En el proyecto de ley se explica que "la trata de personas es una actividad criminal altamente lucrativa , en la que frecuentemente están involucradas redes organizadas, a menudo asociadas con otras actividades como el tráfico de migrantes, el narcotráfico, el lavado de dinero y el tráfico de armas".

También señala que quien incurra en ese delito (trata de personas) se le aplicarán:

l.- De seis a doce años de prisión y de 500 a 1000 días de multa.

ll.- De nueve a dieciocho años de prisión y de 750 a 2200 días de multa, si el delito es cometido en contra de una persona menor de 18 años de edad o en contra de personas que no tengan capacidad para comprender el significado del hecho.

Asimismo, el documento señala que cuando una persona sentenciada sea declarada penalmente responsable de la comisión de delito de trata de personas, el juez deberá condenarla también al pago de la reparación del daño a favor de la víctima, lo que incluirá: costos del tratamiento médico,rehabilitación y terapia física y psicológica, transporte, incluido el retorno a su lugar de origen, gastos de alimentación, vivienda provisional y cuidado de personas menores de 18 o mayores 60 años de edad.

Del lenocinio, la ley establece que "al que obtenga habitual o reiteradamente un beneficio económico por los servicios sexuales de una persona mayor de edad, sin que éstos constituyan trata de personas, se les sancionará con una pena de dos a siete años de prisión y de 500 a 700 días de multa. Se sancionará con prisión de seis meses a seis años y de 50 a 300 días de multa al propietario o administrador de prostíbulos, casas de cita, centros nocturnos u hoteles que obtengan un beneficio directo de los servicios sexuales de otra.

El aspecto de la salud

Por su parte, el Dr. David Gáber Osorno, responsable estatal del programa VIH sida e Infecciones de Transmisión Sexual de la Secretaría de Salud, informó que esa dependencia está abordando el problema con mucha sensibilidad para prevenir enfermedades producto de prácticas sexuales sin control.

En 2007 el Sector Salud registró 915 casos de infecciones de transmisión sexual (gonorrea, sífilis, papiloma, hepatitis, VIH y otras) en varones contra 16,017 en mujeres. En 2008 las cifras fueron 644 y 13,654, respectivamente. En el caso de las féminas no todas corresponden a sexoservidoras, pues muchas dijeron ser amas de casa.

Indicó que en 2008 se distribuyeron 167,800 condones en centros nocturnos, hoteles y moteles, mediante operativos que realizaban los fines de semana por las noches. También platicaron con 2,854 sexoservidoras acerca de las infecciones de transmisión sexual, como el sida, la forma de prevenirlas y a las que tenían dudas se les practicaron pruebas de detección rápida.

—A las sexoservidoras les decimos cómo "negociar" el condón con sus clientes porque muchos de ellos les ofrecen más dinero para que accedan a tener relaciones sin protección —agregó.

El galeno aclaró que muchas mujeres, aún cuando no son sexoservidoras, no se protegen durante el acto sexual con el argumento de que sólo se acuestan con su pareja, aunque sepan que ésta sí anda con otras. Debido a la inequidad de género se ven violentadas.

Asimismo, dijo que de 1983 a 2008 se han presentado 24 casos de sida en Yucatán, de los cuales 13 son mujeres y 11 hombres. El sexoservicio en varones ha ido en aumento por los problemas económicos.

Recordó que los síntomas del sida tardan de cinco a diez años en aparecer a partir de la infección. La atención es gratuita y confidencial y destacó la importancia de una detección temprana de la enfermedad para poder dar un tratamiento oportuno cuando la persona lo requiera.

Aclaró que no hay atención especializada para las personas que ejercen el sexoservicio, pero pueden acudir a cualquier centro de salud, aunque reiteró que lo mejor es prevenir y no esperar a que acudan a curarse de alguna enfermedad.

Comments