Que viaje más asombroso! Mi matrimonio ha estado restaurado por DOS AÑOS. Todo esto comenzó cuando por segunda vez mi esposo estábamos intentando divorciarnos. Estaba cansada y determinada a continuar mi caminar con Dios con o sin mi esposo. Estaba convencida de que el problema era solamente mi esposo y que yo era la “buena” esposa; y estaba cansada con la infidelidad de mi esposo. Lo intenté todo, pero todo falló. Mis intentos de “salvar” mi matrimonio se volvieron un círculo eterno. Me sentí atrapada y finalmente perdí toda la esperanza. Gracias al Señor que Él no pierde la esperanza y que Él es fiel! Siempre oré a Dios sobre esta situación, hasta que finalmente acepté la mentira de que “Dios tiene a alguien mejor para mí, (un buen hombre)”.


Un día en Octubre nuestra iglesia estaba teniendo un retiro familiar. Mi esposo y yo decidimos ir por nuestros dos hijos. El sábado por la noche el poder del Espíritu Santo se movió tremendamente y el Señor tocó mi corazón para perdonar a mi esposo otra vez. Pensé que era algo loco e imposible, pero sabía que tenía que ser obediente! Caí de rodillas cansada, y débil; y oré a Jesus para que me fortaleciera. Se lo rendí todo a Él; lo que quería en un hombre, esposo y padre de nuestros hijos. Esa misma noche, una mujer vino a mi y me dio su número de teléfono. Ella dijo que quería hablar conmigo! La llamé y nos reunimos esa misma semana. Me presentó a Ministerios de Restauración y me dio una copia del libro de Erin. Ella estaba orando con otra hermana en Cristo por teléfono por sus matrimonios y decidí unirme!

Alabo al Señor por Erin y su ministerio. El libro me abrió los ojos. La manera en que el Señor se reveló a Sí Mismo fue asombrosa! Lloré tanto cuando me di cuenta de mis culpas y errores. Dios es tan misericordioso que a través del dolor, fui hecha libre! Me rendí completamente a Él. Él me cambió, me moldeó, y me hizo nueva. A través del perdón Él me dio un nuevo amor por mi esposo y por el Señor. En verdad creo que por lo que pasé fue la manera de Dios para llamar mi atención para que confiara solamente en Él! Cuando intentamos arreglar las cosas, el cambio es temporal. Necesitamos dejar ir y dejar a Dios! Oré a Él solamente para todo; Él es la cabeza de todo hombre!!


A través de todos mis cambios, la batalla apenas comenzaba. La parte difícil estaba por venir, pero “más grande es el que está en nosotros que el que está en el mundo.” Mi fe fue puesta a prueba y estaba determinada a ir POR el fuego, y no quedarme en él! Mi esposo estaba con OM otra vez. Él nunca lo había hecho tan abiertamente antes e involucró a los niños lo que fue muy duro. Él nunca dejó nuestro hogar aunque dijo que lo haría! Tomé las Escrituras y fui obediente a la Palabra. Dios, sorprendentemente me dio la fuerza para ver la situación como lo que era: temporal, no permanente! Cuando mi esposo estaba lejos, tomé el tiempo de acercarme a mi Señor. Me enamoré más y más de Él. Él se convirtió en mi “todo” y nada podía llevarse mi gozo, ninguna circunstancia ni situación!


No fue un viaje fácil! Oré constantemente, ayuné, y declaré Escrituras con las promesas de Dios. Mis actitudes, pensamientos, y acciones reflejaban las promesas de Dios. Mi fe y creencias no venían de lo que veía, sino de lo que Dios tenía para mi. Cada Escritura con cada palabra en el libro de Erin se convirtió en mi estilo de vida. Aprendí mucho!  Mientras más dejaba ir, más veía los milagros y cambios. Ya no era la que intentaba en la carne; ahora ponía mi fe en el Espíritu Santo de Dios. Sabía que los cambios eran permanentes!


Como dice la Escritura, la mujer adúltera es dulce como miel, pero al final se convierte amarga como la hiel. La palabra de Dios nunca falla! Por Enero, mi esposo terminó con la OM. Él pidió perdón y se sorprendió de cómo yo lo seguía amando sin importar nada! Creo que por primera vez experimentamos amor incondicional por el otro. Le doy toda la gloria a Jesús! Tuvimos un maravilloso aniversario en Febrero.


Desde nuestra restauración, continúo mi caminar con el Señor. No podría ser de otro modo! Ya que confío en Dios por todo, mi esposo es nuestro proveedor, líder espiritual y un hombre de Dios! Ahora tenemos un matrimonio fuerte sobre la Roca! Tengo tantos testimonios que intento compartir tanto como puedo con otras mujeres que no tienen esperanza. Debo decirles que: “ DIOS PUEDE Y VA A RESTAURAR SU MATRIMONIO! NADA es imposible para Dios!”


Viendo hacia atrás, todo comenzó cuando asistía a un retiro familiar con mi esposo he hijos. Ya había conseguido un abogado para nuestro divorcio y estaba allí “por los niños.” Mi esposo había sido infiel muchas veces y ya me había cansado. En ese punto ya no habían lágrimas, porque merecía algo mejor. Ese Sábado por la noche del retiro, mi hija, quien tenía 11 años, fue al altar y comenzó a llorar. La seguí para apoyarla. Me vio y me dijo “por favor no me dejes.”


Los niños no sabían de nuestro divorcio, pero supongo que lo sintió en su espíritu. Comencé a llorar porque Nina es la hija de mi esposo de un matrimonio previo, pero la hemos criado desde que tenía 3 años. No la dí a luz pero la amo como si fuera mía. En ese momento, le prometí que no la dejaría. Caí de rodillas y clamé a Dios para que me ayudara y que ya no podía hacerlo por mi cuenta. Le clamé con los deseos de mi corazón y los dejé a Sus pies. Esa noche conocí a una mujer que me dio el libro de RSM y mi vida no volvió a ser la misma. Milagrosamente, el abogado nunca nos contactó de nuevo :)


Entonces comencé a leer el libro. Recuerdo haber orado a Dios para que abriera mi corazón a Él. Había escuchado el consejo de todos, pero quería que Él hablara por mi. Estaba sorprendida mientras la Palabra de Dios se convirtió en realidad y audaz. Sentí como si la venda hubiese sido removida de mis ojos y pude ver claramente mis faltas y el propósito de Dios para mi. Él me dio un corazón nuevo y un nuevo amor por Él. Él me sanó y todas mis dolencias y la habilidad de ver a mi esposo con Sus ojos.


Mi viaje comenzó, mientras leía el libro y estuve lista para ser la mujer, esposa y madre que Dios quería que yo fuera. Y luego vino una de las cosas más difíciles que el Señor me ha mandado a pasar. Una noche mi esposo me sentó para hablar. Me dijo que conoció a alguien y que era algo serio, tan serio que quería que nuestros hijos la conocieran. (en el pasado él tenía una OM, pero nunca abiertamente conmigo o con los niños).


La antigua yo se hubiera enojado, pero Dios me dio calma y paz para poder escuchar y aceptar. Mi esposo no podía creerlo y se tuvo que asegurar de que estaba escuchando y comprendiendo. Le dije que sí y se fue. Él nunca se fue de la casa, pero lo dejé ir y nunca lo busqué ni lo llamé.


Dios se convirtió en mi todo. CADA lágrima, preocupación, sentimiento y necesidad se la di a Dios. No hablé mucho solo cuando era necesario y nunca hice preguntas, ya no era mi problema sino el de Dios. Él me sostiene y yo quería que toda la gloria fuera de Él. Hubieron demasiadas pruebas pero siempre las vi como lo que eran, pruebas.


Sabía que Dios tenía el control y que lo había permitido por una razón. Se llevó el temor y lo reemplazó con una necesidad de servirle. Siempre me sometí a Su voluntad y pasé por mi prueba porque Él es bueno. Lo amo más que nada y nadie. Necesitaría toda una sección para contar todo lo que Él me ayudó a pasar.


Al principio yo oraba y siempre lo buscaba. No estaba acostumbrada a hacer eso y no “sentía” mucho. Era persistente y seguí adelante porque Él era todo lo que yo tenía. Mientras más corría hacia Él, más lo veía moverse y en verdad me enamoré de Él.


Estaba orando una noche, lo había estado haciendo por algún tiempo y estaba declarando Escrituras que había escrito en tarjetas. De repente sentí esta aduacidad venir sobre mi y el PODER de Su Palabra me tocó. Fue como si mi ser espiritual ya no era un bebé sino que había crecido. Sentí cuando Su Palabra se convirtió en realidad, SI DIOS ESTÁ CONMIGO QUIEN CONTRA MI. Todo el miedo se fue y mi confianza estaba y está en Él completamente. No tuve que preocuparme sobre el futuro ni de lo que estaba por venir, tengo al Señor y Él es todo lo que necesito y deseo.


Hay muchos principios que el Señor me enseñó, uno de ellos es amor. Si Dios vive en nosotros y Él es amor cómo pues no hacemos lo mismo y tenemos compasión por otros. El perdón es muy importante. Dios me mostró todas mis faltas y Él es tan misericordioso al perdonarme, cómo puedo hacer lo mismo con otros. Te libera para que Dios pueda moverse. El amor nunca falla. Nosotras somos Su instrumento para demostrar amor incondicional hacia otros. Ese puede ser el único momento en el que veremos un vistazo de Dios.


Para mí, el libro de RSM fue el recurso más importante de RMI ya que fue tiempo después de mi restauración que visité el sitio web.


Quiero animarte querida amiga, estás donde Dios quiere que estés. Puede que no comprendas y quieras huir muy lejos, pero Dios quiere que estés quieta. Dále tu corazón y nunca serás la misma. Siempre alaba a Dios. Cuando las pruebas se pongan difíciles, tu bendición está cerca. Deja que Dios sea tu proveedor y acércate a Él para todo. Estar restaurada por 10 años no ha sido fácil, pero Dios es fiel. Mantén tu fe y obediencia a Dios. Su Palabra siempre en verdad y clara. No te compliques con detalles y circunstancias en tu vida. OBEDECE Su Palabra y AMALO más de lo que amas a cualquier cosa o persona. Fuiste llamada con un propósito, no para hacer lo que el mundo hace, sino para vivir para Él. Él vale cada lágrima, sacrificio y humillación. Él se merece todo y más. Cuando escoges amor, perdonar y obedecer el enemigo huye!


Bendiciones!!!




~ Lota A en Puerto Rico, es nuestra Ministra de Restauración Matrimonial en Español quien ha sido usada por Dios para trabajar con el ministerio en Español de RMI desde que su matrimonio fue restaurado hace más de una década.




Lota es nuestra Ministra de Español


**Nota Ministerial: Lo que acabas de leer es el Testimonio de Restauración Matrimonial COMPLETO de Lota. puede que te parezca familiar si has leído nuestros cursos RRR en línea para mujeres, ya que parte de su testimonio se compartió en el Curso 1; sin embargo, sentimos qu era importante compartir su TRM con ustedes, nuestras lectoras, y por la bendición adicional!!