¡Su viaje de restauración está por empezar!

¡Hola!

Para iniciarla en su Viaje de Restauración quisiéramos que lea lentamente y cuidadosamente algunas verdades fundamentales y testimonios de matrimonios restaurados. Esperamos responder algunas preguntas que haya tenido.

 


Esperanza ¡por fin!

¿Está su matrimonio en problemas o ha terminado en divorcio? 
¿Se siente desesperada?

 

Si usted ha estado buscando ayuda, no es por casualidad, ni por coincidencia, que usted haya venido a este Ministerio. Dios ha oído su llanto y le ha conducido personalmente al Ministerio Internacional de Restauración (RMI) para darle esperanza, y presentarle el Amor que cambiará su vida. 


RMI comenzó ayudando a matrimonios que aparentaban estar ¡sin esperanza y Él (Dios) LOS RESTAURÓ!

Entonces, a medida que las mujeres continuamos buscando a Dios con mayor intimidad, encontramos que el Señor comenzó a restaurar toda nuestra vida....¡incluyendo nuestra salud, finanzas y vida familiar!

Dios ha oído su clamor pidiendo ayuda. Si usted necesita la ayuda en su hogar, en sus finanzas o en su matrimonio, Él predestinó esta Cita divina para darle la esperanza que usted tan desesperadamente necesita ahora.

Sabemos y entendemos por lo que usted está pasando, debido a que muchas de nosotras en RMI tenemos matrimonios restaurados, familias restauradas y/o finanzas restauradas. No importa qué otros le hayan dicho...¡su situación sí tiene esperanza! ¡Nosotras sabemos, después de doce años de ministerio, que Dios es capaz de restaurar cualquier situación!

Un matrimonio en adulterio parece ser la situación más imposible, aún así, sabemos, después de llenar casi dos libros de los testimonios de matrimonios restaurados, que Dios puede restaurar cualquier matrimonio... ¡Incluyendo el suyo! Gracias a su misericordia, Él ni comienza ni se detiene allí. ¡Nuestro matrimonio fue restaurado después de adulterio y después de un divorcio! ¡Dios es más que capaz de restaurar cada área de su vida si usted se la entrega a él!


“Yo soy el Señor, el Dios de todo ser viviente. Nada hay imposible para mí”. (Jeremías 32:27). 

Nuestros libros, son GRATIS para leer o imprimir desde nuestra página Web.

“Tú, Señor, con gran despliegue de poder creaste el cielo y la tierra.  Nada hay imposible para ti”. (Jeremías 32:17).



¡Matrimonios maravillosamente RESTAURADOS...
que DIOS restauró!


“Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos,  y menospreciaron sus vidas hasta la muerte” – Ap. 12:11

Restauración y salvación del esposo en Alabama

Alrededor de 3 meses atrás descubrí que mi esposo me estaba engañando, así que lo boté de la casa. Realmente no sabía qué hacer y luego su amigo me compró el libro ¨Como Dios puede y Va Restaurar su matrimonio¨. Lo leí y me cambio tanto!!! Luego vi que Dios había cambiado las cosas en mi que Él quería, antes de traer a mi esposo de vuelta a casa.

Solo un mes después, mi esposo vino a pasar el fin de semana con los niños. Al final del fin de semana él podía ver tal diferencia que me pidió volver a casa. Él estuvo en casa por dos meses y luego fue con el mismo amigo, que me dio el libro, al mercado de las pulgas de todos los lugares. ¡Allí conoció a un hombre y mi esposo fue salvo allí mismo en medio de la multitud del mercado de las pulgas! ¡Alabado sea nuestro Dios!

¡Nuestro matrimonio y nuestras vidas han sido maravillosos desde entonces! Dios oye tus oraciones y tiene Su tiempo perfecto para todo... ¡Sólo obedece y deja a Dios tomar el control!!!

~ Mary Lou en Idaho, RESTAURADO


 

Pasó por una razón – ¡Dios tenía un Plan!!

Mi esposo se había mudado y estaba viviendo con la OM, una colega. Él no estaba feliz y no se sentía deseado en nuestros 20+ años de matrimonio. Antes de decidir pelear por nuestro matrimonio, le envié correos citando las escrituras y apuntando a sus errores y fallas. 
¡Esa fue la manera errada de manejar las cosas! Él luego me compartió que eso sólo lo molestó y confirmó que estaba tomando la decisión correcta al marcharse.

Luego de aproximadamente seis semanas de separación y yendo hacia el divorcio, me di cuenta de que el divorcio no tenía que ser la respuesta. Decidí “pelear la buena batalla”. Lo estaba haciendo sola con mis oraciones. Un pastor amigo del otro lado del país me refirió a la página web de Ministerios de Restauración. Inmediatamente ordené el libro “Restaura  tu Matrimonio” y lo leí en un par de días.

Sabía que Dios iba a restaurar nuestro matrimonio; fue sólo cuestión de días cuando empecé a ver cambios en mi y dejé de pensar qué había hecho para cambiar. Me di cuenta de que no era yo... era Dios trabajando de formas maravillosas. Los cambios vinieron luego de que empecé a ver las cosas que había hecho mal, le pedí a Dios que me cambiara, y oré por nuestro matrimonio. Tuve que llevarlo todo a Dios y confiar en Él completamente.

Mi esposo no se podía imaginar que los cambios eran reales y de que no lo estaba poniendo en frente tratando de que vuelva por las razones equivocadas. No hablábamos mucho, ocasionalmente nos enviábamos correos electrónicos para discutir asuntos de los niños. Tal como Erin mencionó en su libro, él me ponía a prueba las veces que hablábamos. Sentí que esto pasó muchas veces cuando él decía cosas para ver si yo reaccionaba. No reaccionaba como lo hubiese hecho en el pasado, lo cual le mostró que era una nueva persona.

Era 28 de Diciembre cuando mi esposo apareció en el resort donde estaba. No lo esperaba, y mi esposo no lo sabía hasta 30 minutos antes de salir de la ciudad al resort de que él retornaría a casa. Él no estaba seguro por qué estaba allí, pero le aseguré de que fue Dios quien lo llevó allí.

Señoras, asegúrense de llevar todo a Dios. Encontré que muchas cosas pasaron tal como Erin dijo que iban a pasar en el libro 
“Restaura  tu Matrimonio”. Seguí su consejo, leí las escrituras y oré, y así como Dios me guió a través de esto, lo hará por usted también.

“Si Dios te trae a esto, también te sacará.” Todo esto pasó por una razón. Dios tenía un plan, y ahora mi esposo y yo somos mucho más felices. ¡Estamos viviendo para Dios, tenemos un gran matrimonio, y sólo se pone mejor cada día! Gracias, Erin, por su ministerio. ¡Es grandioso cómo ha ayudado a tantos matrimonios, incluido el nuestro! ¡Dios es maravilloso, y qué regalo le ha dado a ustedes dos!

~Lydia en Nuevo México, RESTAURADO


Restaurado – ¡A Él sea toda la Gloria!

Luego de orar y ayunar por seis años, le pedí al Espíritu Santo guiarme a través de la Internet a algún ministerio que me pueda ayudar. ¡El Espíritu Santo me guió al Ministerio de Restauración! ¡No podía esperar a ordenar el paquete de libros, todas las cintas y unirme a la membresía! Tan pronto como recibí los libros, los leí y re-leí. ¡Realmente ha sido una bendición tremenda en mi vida, así como en la vida de otros!

Luego de aplicar los principios de sus libros, así como el cerco de espinos, dentro de tres semanas él vino a casa sacudiendo sus botas y con lágrimas en sus ojos corriendo por su rostro. Todo lo que puedo decir es, ¡NO SE RINDAN! Creo que lo que más me ayudó fue ser obediente a la Palabra de Dios en todo. ¡Eso fue lo que realmente lo hizo!
¡Dios le bendiga Erin! ¡Bendiciones de Dios para usted y su familia!

~Marsha Dakota del Norte, RESTAURADO


¡Milagro de restauración profundo en el corazón(es) de Texas!

Descubrí el Ministerio de Restauración cuando estaba buscando respuestas, me tropecé en la página web. Me sirvió para confirmarme que esto era lo que el Espíritu Santo me estaba llamando a hacer….no divorciarme, déjalo ir, y cree por tu matrimonio. ¡El libro de Erin Enfrentando el divorcio llenó los vacíos! ¡Gracias!

Dios me cambió a mí, antes de cambiar mi situación. Primero aprendí de RTM como ser humilde y mantener mi boca cerrada. ¡Aprendí a descansar en el Señor y sólo en Él! También aprendí sobre el poder del ayuno. Instantáneamente empecé a pensar acerca de orar de nuevo, pero ¿me escucharía Él? Luego sin lugar a dudas, me arrodillé y le dediqué mi vida a Dios, pidiéndole que me cambie.

Mientras oraba, tomé la decisión de quedarme en el matrimonio y trabajar en ello, pero le pedí al Señor: “Por favor darme “sentimientos” por mi esposo de nuevo. De otro modo no podía ver cómo esto podría funcionar. También oré para que pudiera cambiar a mi esposo y traerlo de vuelta a Dios.

En las siguientes semanas, mi hambre por Dios creció insaciablemente. Empecé a leer la Biblia a fondo por primera vez. Empecé a diezmar como dice la Biblia. ¡En menos de un mes, mis sentimientos por mi esposo volvieron y amé y me “enamoré” de mi esposo! Fue milagroso ya que no había sentido eso desde nuestra primera cita. Estaba sólo esperando y orando para que Dios haga lo mismo por mi esposo. Creí en la salvación de mi esposo.

Unos cuantos meses después, no sólo mi matrimonio dio un giro para peor, sino que también descubrí que había estado en adulterio por un tiempo. Estaba en shock, vacía, sola, aplastada, y mi corazón y autoestima fueron hecha añicos.
Alabado sea Dios, ¡mientras esto estaba siendo insoportablemente doloroso, salí refinada, pura y consagrada! Toda la tormenta terminó en año y medio. Tenga en mente a través de su prueba, de hecho dura una vida.

¡Al principio, tuve consejeros cristianos que me aconsejaron que me divorcie!!! (Manténgase lejos de TODOS los consejeros, sólo alguien que ha pasado por algo así y ganó yo escucharía de nuevo.) ¡Porque sólo Dios fue capaz de restaurar una situación imposible!! ¡Él llamó a vida algo que ya estaba muerto!! Ya han sido casi dos años desde que mi esposo volvió a casa de forma permanente. Definitivamente tomó al menos un año completo el sanar y superar el daño hecho, pero vale un nuevo matrimonio en Cristo y un curso de divorcio roto. Ninguno de nosotros puede ser más feliz en nuestro matrimonio.

Mi esposo me dice a diario que me ama y que me extraña cuando está en el trabajo. Alabo a Dios por todo lo que me enseñó durante mi prueba y ahora lo que parece haber sido una maldición fue realmente una pieza clave de la bendición de Dios. ¡Él hace todas las cosas nuevas!!

~Kery en Texas, RESTAURADO


¡Imposiblemente restaurado (solo por Dios) y Más!

Luego de ser miembro de Restauración de Matrimonios por tres años, mi esposo no sólo vino a casa con nuestro hijo y conmigo, sino que recibió a Jesús y fue bautizado y ahora está creciendo a pasos agigantados en Cristo. ¡Ambos hemos sido renovados y restaurados, gracias a Dios!

El Señor tuvo que hacer mucho trabajo en mi, para que pueda aprender cómo amar y cómo orar por mi esposo; tuve que deshacerme de todo el odio, resentimiento y dolor, primero, como lo hizo mi esposo. Ambos estamos enamorados de Dios y uno con el otro, y queremos trabajar en un ministerio de matrimonios.

A través de mis pruebas, los principios de la Palabra de Dios y de los recursos me enseñaron perseverancia, a nunca rendirme, fortaleza y a SABER que Dios oye nuestras oraciones. Los recursos que yo recomendaría son: Ministerios de Restauración, sus libros y la Santa Palabra.

Incluso cuando no nos demos cuenta, Dios ha escuchado nuestras oraciones y continúa trabajando en nuestros corazones. Él es un Dios fiel que cumple Sus promesas cuando le somos fieles. ¡Él es tan digno de nuestra alabanza y adoración!

No existe forma de que nuestro matrimonio pudo haber sido restaurado sin Dios. Habíamos estado casados por 21 años cuando mi esposo se fue. Él estaba enojado, desilusionado, reprimido y lleno de animosidad. ¡En el momento que él dijo que estaba “harto”, pero gracias que Dios tenía otros planes. Gracias Jesús!

~Diane en California, RESTAURADO




¿Realmente DIOS puede restaurar Mi Matrimonio?

  


No hay duda de que Dios ha escuchado ha escuchado su llanto por ayuda en sus luchas y derrotas matrimoniales. ¡Es por eso que Él predestinó una Cita Divina para darle ayuda y esperanza que tan desesperadamente necesita ahora! 

Sabemos y entendemos por lo que está pasando, ya que nuestro Equipo de evaluación de Matrimonios, primordialmente, está compuesto de mujeres que han experimentado un matrimonio RESTAURADO y ¡han empezado a vivir la vida abundante! Y cada una de ellas le dirá lo mismo – que no importa lo que cualquiera le haya dicho, ¡SU matrimonio NO es sin esperanza! Tenemos pruebas a
ún mayores de nuestros matrimonios – hay más de TRES libros de testimonios de matrimonios restaurados – PRUEBA de que Dios es capaz de restaurar cualquier matrimonio - ¡especialmente el suyo!

Han leído una vez más que el mismo DIOS dice, “He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?” (Jeremías 32:27).

¿Creerá lo que su esposo le ha dicho de que no hay esperanza, o un amigo o consejero?¿O creerá lo que DIOS ha dicho? ¿Por qué estar en desacuerdo cuando tenemos pruebas de que Dios ha restaurado nuestros matrimonios sin esperanza? ¿Usted realmente piensa que su situación o matrimonio es demasiado difícil para DIOS cambiarla, mejorarla o restaurarla? ¡No es así! ¡Nos dijeron las mismas cosas y estaban equivocados!


Y una cosa que usted necesita entender ahora mismo: si le han dicho de que su matrimonio no tiene esperanza o que sin la ayuda de su esposo su matrimonio no puede ser restaurado....entonces necesita empezar leyendo los testimonios de matrimonios aparentemente sin esperanza que ahora han sido restaurados en uno de nuestros libros en línea - By the Word of Their Testimony (Por la Palabra de Sus Testimonios). Es todo un libro lleno de testimonios de matrimonios restaurados ¡de los cuales todos dijeron que no había esperanzas! Una vez que lo lea, también se nos unirá para gritar….

“¡Oh Señor Jehová! he aquí que tú hiciste el cielo y la tierra con tu gran poder, y con tu brazo extendido, ni hay nada que sea difícil para ti!” (Jeremías 32:17).


Esquina de la crisis



¿Ha tenido alguna vez una crisis repentina?

Esperamos que todo esto le guíe en mansedumbre a donde el Señor “Restaure su alma”.

La primera pregunta es:
 
¿Correrías en un momento de crisis, al TRONO o al Teléfono(o Internet)?

 

Si usted no ha ido ante el Padre Celestial primero, ENTONCES DETÉNGASE EN ESTE MOMENTO, y quédese a solas con Él, clame y desahóguese con El, no hable con nadie más antes de hablar con El Señor. Éxodo 20: 3 dice: “No tendrás dioses ajenos delante de mi.”

Una “Crisis Repentina” proviene del Enemigo.

Antes que nada, una “crisis repentina” es algo que Satanás provoca para robarle su paz. “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo…”(1ª. Pedro 5: 8-10).

Si el diablo puede hacer que usted corra a tirarse a un acantilado, entonces él ha tenido éxito al destruirle a usted (¿otra vez?), es la fe en Dios, no es la fe en sí misma, ni en su amigo, ni en su pastor, ni la fe en su novio o esposo, es la FE EN DIOS, la que la preverá de hacer algo que luego se arrepienta. Recuerde, “… y aquel que se apresura con los pies, peca” (Proverbios 19: 2).

En este momento, NO SE MUEVA, NO LLAME O HABLE CON ALGUIEN y NO TOME NINGUNA DECISIÓN. En lugar de eso… ¡¡¡ORE!!!! Hasta que ese sentimiento de ansiedad que está experimentando se vaya y esté inundada de paz.  Sólo hable con Dios como si lo hiciera conmigo o con un amigo.

Actuar demasiado rápido va a causar más dolor o daño que lo que hizo la crisis o ataque en un principio.  Déjeme mostrarle un ejemplo de moverse demasiado rápido en un momento de crisis:

Cuando mis hijos eran pequeños, mi madre y yo descubrimos unos garabatos hechos con un  GRAN Y GRUESO MARCADOR PERMANENTE NEGRO, sobre un ropero antiguo y bastante caro. Bajé las escaleras en un segundo, orando todo el camino. Cuando llegué a mi gabinete de limpieza,  sentí que el Señor me dijo que utilizara limpiador de vidrios para quitar las manchas.  Llegué a mi cuarto con el limpiador y me di cuenta que mi madre había quitado una de las manchas con ¡REMOVEDOR DE UÑAS! Resultó con las manchas del marcador, pero dejó otra gran mancha blanca en la madera. Le puse el limpiador de vidrios sobre lo que quedaba del marcador y le pasé un paño sobre el ropero, dejándolo con ninguna evidencia de lo que había sucedido. Cada vez que veo ese ropero en el cuarto de mi hijo. El Señor me recuerda las consecuencias de actuar de ¡manera precipitada!

Sus deseos deben resistir las tormentas de la vida, comportándose como una creyente madura y real. Proverbios 3: 25 nos dice: “No tendrás temor de pavor repentino, ni de la ruina de los impíos cuando viniere.” El Señor será su confianza, ayudándole a mantener sus pasos. Dios nos dice en Salmos 55: 22 “Echa sobre el SEÑOR tu carga, y Él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo”.

Entendí que cuando yo era fiel para estar cerca del Señor, ÉL ME PREPARABA, para lo que ÉL YA SABÍA, que pasaría. Un caso en específico:

Estando bastante de cerca del final de la prueba en mi matrimonio. Me encontraba sentada en uno de esos asientos en los vestidores de un almacén por departamento bastante grande, a punto de romper en llanto. Todo el día había tenido una prueba tras otra. Cosas que me ponían nerviosa. ¡Realmente todo estaba saliendo mal! Como estaba en ese momento orando, el Señor “me dio sus directrices” de una manera milagrosa. Mandé a algunos de mis hijos por una de las salidas, y me quedé sola con mi hijo mayor a mi lado. Casi de manera audible, escuché al Señor decirme “Cruza a la derecha”, tomé el hombro de mi hijo y lo hice así hacia un pasillo a la derecha. Si no hubiera tenido esa serie de pruebas todo el día, no hubiese estado “quieta” ante el Señor y no hubiese podido discernir esa suave “voz”. Lo que vi atrás fue a mi esposo y la Otra Mujer, de quien Dios nos había cubierto. El Señor había sido fiel de nuevo, y cubrió a mis hijos de presenciar esa persona en compañía de mi esposo (su padre). Hasta pude hacer señas a mi esposo sobre lo que pasaba, quien salió corriendo por la puerta opuesta.

Dios se vale de pequeñas pruebas para evitarle grandes crisis, tal es el ejemplo:

Un día mis hijos y yo estábamos regresando de un paseo fuera de la ciudad. El carro comenzó a fallar y a perder fuerza. Inmediatamente le pedí a mis hijos que comenzaran a orar, todos oramos en voz alta. Esto mantuvo el carro funcionando pero no mas rápido de lo que lo haría si camináramos al lado de el. Luego comenzamos a cantar canciones de alabanzas al Señor, de inmediato el carro comenzó a tomar más velocidad, pero si nosotros parábamos de cantar, de igual manera el carro disminuía su fuerza. Casi por una hora cantamos alabanzas al Señor.

Los niños estaban totalmente cansados, por lo que se prepararon para irse a dormir, en ese momento alguien tocó a la puerta. Cuando abrí, en frente estaba un delegado preguntando si yo era Erin Thiele.  Cuando contesté que “sí”, él dijo, “Usted ha sido citada para una demanda de divorcio…. Por favor, firme aquí”. Sentí mis piernas débiles, pero mi espíritu estaba tan lleno de fuerza y paz por haber estado cantando alabanzas en todo el camino a casa.

El Señor también usó la enfermedad de uno de mis hijos (o la mía) para provocar que me  quede “sostenida”  y que me mantenga en “apoyo en su mansedumbre” después de un ataque mayor.  No deseche (sepa que todo tiene su propósito) estos momentos de crisis, alabe al Señor por ellos. Él será fiel en mostrarle “Sus Caminos”,  

Isaías 55: 8 “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo El Señor”.

No crea lo que en lo que piense, vea o escuche.

¡Usualmente lo que ha dicho o lo que ha “visto” es parcialmente o una completa mentira!  Juan 8:32 dice “…Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”, déjeme darle una mejor ilustración: Un día iba manejando en mi carro con mi madre, y mis cuatro pequeños hijos en el asiento de atrás, yo VI el auto de la OM (Otra mujer) saliendo de mi calle, ¡mi esposo manejándolo y la adultera sentada a su lado! ¡Mi mamá me vio horrorizada, mis manos comenzaron a sudar y sentía como si mi corazón fuera a salirme del pecho! Di la vuelta solo para encontrar el carro de mi esposo estacionado con mi esposo pacientemente sentado adentro, esperando a que nosotros volviéramos a casa. ¿Qué fue lo que vi antes? No lo sé. Pero el Señor se encargó de probarme que no debería de creer todo lo que “pensé” haber visto. (¡Esto aplica también para la otra gente que “dice” que vio!)

¡Cambie en un INSTANTE!

¡Dios es capaz de cambiar TODO en un INSTANTE!!! Clame al Señor para que pueda calmar la marea y la salve de ahogarse.

“Él les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza” Mateo 8: 26
“Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?” Mateo 14: 31

Cuando las cosas comienzan a ponerse duras en mi camino, el Señor me advirtió que podía “asir el borde de mi manto”. De la manera en la que yo buscaba “asir el borde” fue depositándome cerca de Él, estando en Su Palabra, estando más tiempo tranquila y a solas en Su Compañía y tratando de escucharle más. También estuve en varios eventos de la Iglesia y otros compromisos que me mantenían sostenida para que no fuera sorprendida por el “miedo repentino”.  “No tendrás temor de pavor repentino, ni de la ruina de los impíos, cuando viniere...” Proverbios 3: 25.

Lo que descubrí fue que cuando había aguas intranquilas, Él estaba advirtiéndome de ellas.“Cuando pases por las aguas yo estaré contigo; y si por los ríos no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti” Isaías 43:2. Hubo MUCHAS aguas turbulentas pero yo las pude pasar estando bastante cerca de Él.

“…y le rogaban que les dejase tocar solamente el borde de su manto; y todos los que lo tocaron, quedaron sanos.” Mateo 14: 36

Espero que haya encontrado la “paz que traspasa todo entendimiento”, en el “medio de su tormenta”. Esta es la mentalidad, espiritualidad y corazón que automáticamente tiene que encontrar durante todas y cada una de las pruebas que usted atraviese, para poder salir del desierto y entrar a la tierra prometida. Muévase para ahí.

Nuestro deseo es continuar dirigiéndole al Señor Jesucristo para todas sus necesidades, no dependa de la carne, de nosotros o de alguien más. Nosotros le damos ánimo para que ponga toda su confianza en el Señor, clame a Él, pero lo más importante, no espere a la crisis. De manera regular pase tiempo con el Señor. Cree un “closet secreto de oración” tanto en su casa como en su trabajo, para que tenga un lugar donde hablar con Él en el transcurso del día. Entonces cuando una crisis la golpee, vaya ahí y escuche a Dios calmando la tormenta en su corazón

SU Maravilloso Consolador

“Y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” – Isaias 9:6

Le ofrecemos nuestra Evaluación de Matrimonios GRATIS para atraer mujeres a nuestro sitio para poder introducirles al MEJOR y más PODEROSO Consejero, quien está disponible a cada minuto de cada día, quien de hecho sabe el futuro ¡y lo que está pasando dentro del corazón y mente de su esposo!


No fue hasta que todas nosotras encontráramos al Maravilloso y Poderoso Consejero que también encontramos al Príncipe de Paz. Encontramos paz para nuestras almas atormentadas ¡y ahí es cuando cada una de nuestras vidas empezaron a dar un giro! Encontrar paz es el primer paso a TODA la restauración, encontrando a Aquel que puede calmar la tormenta en su vida.

 

Restauración… ¿por dónde empiezo?


¿Cómo es posible lidiar con el dolor que estoy experimentando?

Muchas personas se maravillan que pude pasar por todo esto para ver mi matrimonio restaurado, especialmente cuando ellos también están experimentando el dolor de rechazo e infidelidad. Muchos hombres y mujeres no se imaginan perdonar a sus cónyuges por cometer adulterio y ser infiel en su matrimonio. Debo admitir que, yo sola, no hubiera podido hacer estas cosas. Fui capaz de perdonar a mi esposo y “superar todo esto”, gracias a mi relación con el Señor y Salvador, Cristo Jesús.

La “Paz” que Excede TODO Entendimiento

Cuando mi esposo, Dan, me dejó, yo ya era Cristiana. Ya había pedido a Jesús que fuese mi Salvador cuando tenía solo siete años. Mientras tanto, nunca lo había hecho el SEÑOR de mi vida. Si esa es tu situación, o si nunca has tenido una relación con el Señor Jesucristo, este es el momento perfecto para hacer este compromiso.

Lo que es más importante, en este momento, es tu vida espiritual. Lo fue para mí, y lo es para ti. Debes ser salvo/a; debes ser uno de Sus hijos para realmente vencer esta difícil batalla espiritual. Si tu matrimonio está muerto (ya hubo divorcio) o está en una crisis grande, no podrás resolver esto sola.

Nuestro ministerio está designado para guiarte, orar por ti y contigo. Pero lo que realmente necesitas es Alguien que conoce el futuro y puede cambiar el curso de tu vida. Él puede transformar el corazón de tu cónyuge. Él te puede confortar cuando no hay nadie cerca. Yo te puedo decir honestamente que, aunque estaba pasando por la peor experiencia de mi vida, tenía una paz que excedía todo entendimiento. No podía entender la paz que estaba experimentando y otros que conocían mi situación no podían comprender cómo era posible tener un espíritu calmado y un semblante alegre.

Tal vez has tenido momentos en que has pensado en orar, pero simplemente no sabías cómo. Te diré que es tan fácil cómo hablar con Dios en este mismo momento.

Sólo dile a Dios en tus propias palabras qué necesitas de Él, ahora, para ayudarte. Si no sabes si Dios realmente existe, pídele que se torne real para ti.

Dale a Él tu vida, una vida que está destruída, y pídele que te la haga nueva. Dile que harás lo que Él pida, porque es tu Señor. Pídele que te “salve” de tu situación y de pasar la eternidad en el infierno, que está esperando para todos aquellos que no aceptan la dádiva de Jesús de vida eterna. Agradécele a Él por su muerte en la cruz, por la sangre que Él derramó por ti y por Su resurección. Ahora el Señor estará contigo y pasarás la eternidad con Él en el cielo.

No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3: 7, 3).

“No todo aquel que diga: Señor, Señor! Entrará en el reino de los cielos; más aquel que hace la voluntad de mi Padre que esta en los cielos” (Mateo 7:21).

Ahora que has tomado esta maravillosa decisión, es importante que estés ligada a una iglesia que pueda disciplinarte en los caminos de nuestro Señor, para que puedas desarrolllar una buena relación con Él. Puede ser difícil encontrar una iglesia que “entienda” tu deseo de restaurar tu matrimonio.

El nombre de la iglesia, o su denominación no es importante, con tanto que sea fundamentada Bíblicamente. Si le preguntas al pastor lo que él y su iglesia creen, y si básicamente combina con nuestra declaración de fe “En qué Creemos.”

 

—Toma SU Mano—

A pesar de que estás desesperada por alguien que te ayude, sólo hay UNA MANERA y Una persona que puede sacarte del Valle de sombra y de Muerte. Sólo hay Una persona que entiende exactamente lo que está pasando, en ambos lados, y puede cambiar los corazones de los involucrados. El Señor quiere ser su esposo ahora como lo dice en Isaías 54:4-6

“No temas,  pues no serás confundida;  y no te avergüences,  porque no serás afrentada,  sino que te olvidarás de la vergüenza de tu juventud,  y de la afrenta de tu viudez no tendrás más memoria. Porque tu marido es tu Hacedor;  Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado. Porque como a mujer abandonada y triste de espíritu te llamó Jehová, y como a la esposa de la juventud que es repudiada,  dijo el Dios tuyo.”

Aquellos que hemos experimentado un matrimonio restaurado sabemos sin ninguna sombra de duda de que usted NO necesita a nadie más que a Dios para llevarla a través de y fuera de su crisis.

Es tiempo de DEJAR IR a todos y tomar la mano de Dios.

Permítale a Él hablarle a usted y aprenda a hablarle sólo a Él.

Tome su mano y viaje a través de la renovación de su mente con lo que Él dice, reconstruyendo su vida con Sus planos, ¡y mire como Él restaura todo!

A diferencia del sentido común que dice que la “consejería” es la solución, NO ofrecemos lo que se ha probado que NO funciona. Consejería y psicología cristiana de hecho tomaron mi matrimonio de la crisis a la destrucción completa. Como cientos de mujeres que encontraron su camino a nosotros, la consejería no les ayudó – sino que destruyó completamente lo poquito que quedaba de sus matrimonios.

No ofrecemos la clase de ayuda o soporte equivocado. ¡Ofrecemos lo que FUNCIONA!

Ahora que ha tomado esta decisión que cambia vidas, ANHELAMOS darle soporte y guía con amor a través del resto de su viaje de RESTAURACIÓN.

 

¿Está lista para empezar su
VIAJE DE RESTAURACIÓN?


Nos emociona contarle de un NUEVO curso que apenas estamos empezando a ofrecer, adecuadamente llamado “Por fin hay esperanza.”

Nuestro nuevo curso cubre 30 días que la llevará a través de cada capítulo del libro más PODEROSO y cambia vidas que jamás haya leído o estudiado – Cómo Dios Puede y Va Restaurar Su Matrimonio. La razón por la que es tan poderoso es porque está lleno y sólidamente basado en versículos bíblicos, ¡los cuales son tejidos a través de cada página!

A pesar de que puede que ya haya leído este libro, esta vez cuando lo lea, al final de cada capítulo, se le dará un formulario de la lección, el cual ayudará después con su Evaluación de Matrimonio.

Junto con el estudio del libro RSM (Restaure su Matrimonio) capítulo por capítulo, este nuevo curso incluye todos los testimonios de matrimonios restaurados, ¡que le ayudarán a fortalecer y construir su fe en la habilidad y deseo de Dios de restaurar SU matrimonio!

Este curso de $50 es enteramente GRATIS – un REGALO de nuestros socios.

¿Por qué nuestros socios pagarían este precio por usted?

Porque nuestros socios son mujeres que han pasado previamente a través de los mismos recursos y estos recursos cambiaron sus vidas – restaurando sus matrimonios y vidas – ¡y ahora quieren ayudarle a USTED a experimentar la misma bendición!

¡Ahora un mensaje especial de Erin Thiele!!

Hola, soy Erin Thiele, autora de los libros que va a leer y la fundadora de este ministerio.

¿Por qué estoy tan segura de que puede ser RESTAURADO?

Yo personalmente he estado ministrando a mujeres desde 1990, observándolo a Él RESTAURAR innumerables matrimonios sin esperanza (matrimonios que cada profesional dijo que no tenía esperanza) un año antes de que MI propio matrimonio fuese restaurado. Es correcto, empecé a ministrar a otras mujeres ANTES de que Dios restaurase mi PROPIO matrimonio.

¡Ayudar a otros es sólo una de las LLAVES que queremos darle para que usted también pueda experimentar un matrimonio restaurado! Usted aprenderá este principio clave y muchos otros principios durante su Viaje de Restauración.
Esa es otra LLAVE – este es un “Viaje.”


Su Viaje de Restauración Personal


A pesar de que todos quieren un MILAGRO repentino, y ciertamente, cada vez que Dios restaura un matrimonio ES un milagro, ¡y de hecho para de pronto! La razón por la cual cada una de nosotras vio nuestro milagro (y el por qué vemos tantos milagros en nuestro ministerio) es porque Dios nos envió (mujeres en mi equipo de ministerio, y yo) en un viaje – un Viaje de Restauración - ¡que cambió nuestras vidas!!

Lo que aprendimos mientras estábamos en nuestro propio Viaje de restauración es que la Restauración de Matrimonios es un camino muy angosto, quizás uno de los MÁS ANGOSTOS, en los que una mujer viajará jamás. Es especialmente angosto cuando sólo un cónyuge está interesado, lo cual es donde casi TODAS las mujeres (que nos encuentran) están o estuvieron. Sin embargo, las BUENAS NUEVAS es que así es como nuestro ministerio fue armado, restaurando matrimonios realmente sin esperanza... ¡cuando un cónyuge quería salirse del matrimonio!

A pesar de que estaremos construyéndole, no ofrecemos ninguna consejería porque ¡ÉL ES el Poderoso consolador y usted se merece lo mejor! (Esta es otra llave que abrirá su restauración.) Eso es porque nos urge que se establezca en nada más que lo Mejor – su futuro depende de esto. Deje de buscar cualquier y TODA la ayuda de consejeros, sus amigos o familia y encuentre la manera de realmente vencer los obstáculos. Esto significa deje de compartir cualquier cosa con cualquiera. Háblele a Dios solamente y derrame su corazón en todos los formularios de la lección que le pediremos que llene.

A pesar de que todos animan a acudir a consejeros y grupos de apoyo, sólo alguien con quien hablar, sabemos que la relación más IMPORTANTE para que usted desarrolle no es con nosotros o con su esposo (o ex esposo). La relación MÁS importante ahora es con el Señor. Esta será la relación que determine si y cuando su matrimonio es RESTAURADO.

Como prueba, cuando lea cada una de nuestras lecciones, ellas empiezan con al menos un Testimonio de Matrimonios Restaurados, y si usted mira, usted notará un principio CLAVE, de que su relación con el Señor se convirtió la #1 en sus vidas. Así que mientras más pronto la podamos animar a enfocarse en su relación CLAVE con el Señor (su confort y seguridad), e ir a Dios y Su Palabra por respuestas, no mirándonos a nosotros (o a un consejero o a un amigo o a nadie) – más PRONTO su matrimonio será RESTAURADO – ¡Garantizado!

La mayor razón por la que hemos refinado nuestro ministerio fue debido a divorcios epidémicos y matrimonios fallidos. Usted ciertamente se puede imaginar de que tenemos más mujeres contactando nuestro ministerio de lo que cualquier persona pueda manejar. Así que necesitábamos dinamizar un sistema para permitirnos ayudar a la mayor cantidad de mujeres posible. ¡Mujeres que están realmente comprometidas a hacer lo que se requiera para restaurar un matrimonio sin esperanza!

Para EMPEZAR su Viaje de Restauración queremos que lea el Como DIOS Puede y va Restaurar Su Matrimonio de nuestro libro FUNDAMENTAL más leído que restauró TODOS los matrimonios que leyó arriba y lo que estará leyendo (muchos libros llenados en El.)

Haga CLICK en este link del libro digital 

Como DIOS Puede y va Restaurar Su Matrimonio

 


**Y por favor, ayúdenos a ayudar a más mujeres al NO responder o escribirnos ya que esto sólo reducirá nuestra velocidad con la habilidad de estar al tanto de todo lo que nos llega cada día. En vez de eso, lea el Capítulo 1 y cuando la lección diaria se le haya enviado, simplemente léala y llene el formulario de la lección, y sólo manténgase moviendo hacia delante en su viaje de restauración.

*Queremos asegurarle, que casi TODAS sus preguntas serán respondidas a través de su Viaje de restauración que ha ayudado a restaurar innumerables matrimonios – así que de nuevo – siga en movimiento.

"¿No saben que en una carrera todos los corredores compiten, pero sólo uno obtiene el premio? Corran, pues, de tal modo que lo obtengan." 1 Corintios 9:24 NVI

"Por tanto, también nosotros, que estamos rodeados de una multitud tan grande de testigos, despojémonos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante. 2 Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y *perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la *derecha del trono de Dios." Hebreos 12:1-2 NVI


Mi nombre es Ana. Soy la voluntaria a cargo de la página Web en español para el Ministerio de Restauración.

Lee cómo el Señor restauro mi matrimonio a través de este maravilloso ministerio.


Testimonio

 Restauración…por dónde empiezo?