método

El arquitecto argentino Rodolfo Livingston a lo largo de sus más de cuarenta años de experiencia profesional en la atención de familias, ha ido elaborando un método cuyo objetivo consiste en ofrecer soluciones reales a los problemas de las personas con sus casas, es decir, en poner la arquitectura al servicio de la gente.

El Método nos permite decodificar la demanda real del cliente para potenciar esa idea y ofrecer soluciones alternativas, que se basan en los mismos deseos originales, pero más económicas, en armonía con el entorno, con los habitantes y con "la película" de la familia (teniendo en cuenta futuras transformaciones previsibles, como hijos adolescentes que se irán a vivir solos y otros movimientos familiares).

A través de una serie de encuentros entre el arquitecto y sus clientes -la familia al completo- se desgranan las demandas y necesidades del cliente, tanto las manifiestas como las latentes. Para ello se utilizan una serie de técnicas tomadas de las ciencias sociales que permitirán definir los con claridad los deseos de cada miembro de la familia y, en el caso de reformas, los problemas de la vivienda que se desea reformar.

Al final de la primera etapa, el arquitecto presentará varias soluciones alternativas para que la familia, con su asesoramiento, las evalúe y defina una solución final. 



En la imagen podemos ver al arquitecto Rodolfo Livingston, creador de la especialidad de arquitectura de familia, en su estudio de Buenos Aires, junto a Ricardo García, arquitecto coordinador de Arquitectos de familia en Canarias, que estuvo formándose con él durante varias semanas.



Para conocer las etapas de un proyecto con el Método Livingston de reformas haz clic

Subpáginas (1): etapas de un proyecto
Comments