Narrativa renacentista

1.1. LA NARRATIVA RENACENTISTA

1)    Se mantiene un género medieval: la NOVELA DE CABALLERÍAS. Son extensas narraciones, denominadas aventuras, de un héroe, ser extraordinario por su valentía portentosa y a veces sobrehumana, en el que se reflejan las virtudes del honor, la lealtad y la generosidad, que le incitan a la lucha con el fin de adquirir méritos suficientes que lo hagan digno del amor de una dama.

La obra fundamental es el Amadís de Gaula, texto publicado en 1508 por Garci Rodríguez de Montalvo. Satirizando sus disparates y combatiendo su éxito escribirá Cervantes el Quijote (1605-1615).

 

Plenamente renacentistas son los siguientes géneros:

2)    NOVELA PASTORIL: Narra los amores contrariados que profesan idealizados pastores a esquivas pastoras en paisajes amenos y con pasiones líricamente expresadas. Se imitaba al italiano Sannazaro, autor de la Arcadia (h. 1504).

En España hay que recordar tres obras:

-       El primero fue Jorge de Montemayor con Los siete libros de la Diana (h. 1559).

-       Después surge Gil Polo con Diana enamorada (1564).

-       Y no podemos olvidar la genial obra de Cervantes, La Galatea (1585).

 

3)    NOVELA BIZANTINA: Fue un relato nacido en la época griega. Se caracteriza por la narración de dos enamorados que viven increíbles peripecias hasta lograr unirse. En España destaca especialmente Cervantes con su obra Los trabajos de Persiles y Segismunda (1617).

 

4)    NOVELA MORISCA: De creación española, ofrece historias de moros y cristianos que rivalizan en cortesía y caballerosidad durante la Reconquista. En España destacan dos obras: la anónima Historia del Abencerraje y de la hermosa Jarifa (1551) y la Historia de los amores de Ozmín y Daraja, obra que apareció en el Guzmán de Alfarache de Mateo Alemán.

 

5)    NOVELA PICARESCA: De creación española, fue fundada por el anónimo autor del Lazarillo de Tormes (1554). El género se consolidó con Vida de Guzmán de Alfarache (1599), obra de Mateo Alemán.

 

6)    La NARRACIÓN DE TIPO ITALIANIZANTE: También en el siglo XVI se cultivó en España la novela de imitación italiana, inspirada principalmente en el Decamerón de Boccaccio. Esta narrativa de imitación italiana deriva en dos direcciones: el cuento y la novela corta.

En España destaca especialmente Juan de Timoneda con su Sobremesa y alivio de caminantes (colección de cuentos) y el Patrañuelo (colección de novelas cortas).

 

7)    La Lozana andaluza: Fue publicada en Venecia en 1528. Su autor es Francisco Delicado. La obra se desarrolla en roma, donde la protagonista, Aldonza-Lozana, se ve rodeada de un clima de prostitución, picardía, bullicio y alegre vitalidad.

Aun con su entronque celestinesco, La Lozana anadaluza es una obra plenamente instaurada en el ámbito del placer renacentista localizable en Roma y donde la mujer podía moverse en la corriente de libertad femenina que predicaba una parte del Renacimiento.

 

 

 
Comments